Nueva York, 30 ene.- Los abogados del narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán anunciaron que se oponen a la intención del juez de llevar a cabo la próxima vista judicial sin que el detenido esté en la sala y siguiendo el acto por vídeo.

La cita, programada para el próximo viernes, busca conocer el estatus del proceso y será la primera desde que “El Chapo” fue informado de los cargos que existen contra él y que le fueron notificados un día después de que fuera extraditado por México.

“Aparecer por videoconferencia (en esa cita del viernes) es un débil sustituto de la presencia física del detenido en la sala del tribunal”, afirmaron los abogados en un recurso que presentaron ante el juez que lleva el caso, Brian Cogan.

El magistrado había anunciado el pasado miércoles que “El Chapo” seguiría por vídeo la próxima cita judicial, al considerar que será “breve y no sustantiva” y con el fin de reducir los problemas de transporte ligados por la seguridad que rodea al detenido.

Pero había dado de plazo hasta este día para que las partes anunciaran si se oponían a esa medida y lo justificaran legalmente.

La carta remitida por los abogados de oficio, Michael Schneider y Michelle Gelernt, insiste en los motivos para oponerse a esa medida y destaca el comportamiento que tuvo “El Chapo” en su primera comparecencia ante el juez y los prejuicios que se pueden derivar si no está presente en la sala del tribunal el viernes.

El 20 de enero, cuando le leyeron los cargos, el Chapo, “que no estaba esposado durante el procedimiento, actuó respetuosamente y fue receptivo a las preguntas del tribunal”, dicen los letrados.

También sostienen que si se impide que esté presente en esa cita judicial se violaría su derecho a tener una adecuada defensa y garantizar la legalidad del proceso judicial.

“Tiene el derecho de ver al juez que llevará el caso y a los fiscales que buscarán condenarlo y encarcelarlo”, agregan los defensores.

Asimismo, advierten que los medios de comunicación pueden llegar a “informar y especular” sobre las razones que justificaron la decisión de que se ausente de la sala en la cita del viernes.

“Su ausencia de la sala necesariamente podría llevar al público a tener la impresión de que el Sr. Guzmán es demasiado peligroso para ser llevado a una sala judicial”, añaden.

Y dicen que ello, teniendo en cuenta la “intensa” atención de los medios de comunicación que tiene este caso, puede generar prejuicios entre los miembros del jurado que sean elegidos para decidir sobre la sentencia.

A partir de estos argumentos y de los que pueda presentar la fiscalía será finalmente el juez quien decida si el detenido estará o no presente en la audiencia del viernes.

En su carta, los abogados confirman que el narcotraficante está ingresado en el Centro Correccional Metropolitano, en Manhattan, que está encerrado 23 horas al día y solo se le permite “una hora de ejercicio solitario”, aparte de las reuniones con sus abogados.

“No ha podido hacer llamadas telefónicas ni comunicarse directamente con su familia o sus abogados en México”, dicen los letrados de oficio.

“El Chapo”, que se fugó en dos ocasiones de cárceles de México, está acusado en Estados Unidos de diecisiete delitos que, si es declarado culpable, pueden acarrear la cadena perpetua.

No hay comentarios

Dejar respuesta