Guatemala, 6 jul.- El ministro de Economía de Guatemala, Rubén Morales, dijo que a pesar de que hasta el momento no ha habido pérdidas económicas por los bloqueos que un grupo de maestros mexicanos mantienen en dos puntos de la frontera el problema preocupa a las autoridades y a los comerciantes.

En declaraciones a los periodistas, el funcionario guatemalteco enfatizó en que México es un mercado y un “punto estratégico” muy importante para toda la región Centroamericana, y reconoció que debido a las obstrucciones sí hay retrasos significativos en la entrega de productos.

Un grupo de maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de México mantiene parcialmente bloqueadas carreteras de los estados de Chiapas y Oaxaca, y según los medios locales mexicanos los manifestantes taponaron dos pasos fronterizos con Guatemala.

La CNTE, que tiene mayor fuerza en Oaxaca, Michoacán, Chiapas y Guerrero, los estados más pobres del país, pide la derogación de la reforma educativa, que estableció la evaluación continua del personal docente y puso fin a añejos privilegios sindicales.

Además de los problemas en el comercio, el titular de la cartera de Economía guatemalteca reconoció que el turismo también se ha visto afectado.

Representantes de la Asociación de Hostales y Posadas de Oaxaca informaron que han registrado cancelaciones masivas de hospedaje que ya alcanzan un 95 %.

Morales admitió que la problemática “es un asunto que se sale de nuestras manos”, pero expresó su comprensión por las labores desarrolladas por las autoridades mexicanas, pues se trata de un tema “delicado”, y mostró su confianza en que este “asunto del Estado y del pueblo mexicano” tenga “una solución pronta”.

POLITICAL HISPANIC

No hay comentarios

Dejar respuesta

veinte + 17 =