Los Ángeles, 16 oct.- El presidente encargado del Senado de California, el demócrata Kevin De León, anunció su candidatura al Senado federal, en donde busca librar batalla a la agenda del presidente Donald Trump.

En un mensaje en vídeo emitido, De León señaló que aspira a la representación por California en 2018, lo que lo coloca compitiendo con la veterana senadora Dianne Feinstein, de 84 años y quien recientemente anunció que buscará su reelección.

“Estoy compitiendo por el Senado en los Estados Unidos porque ustedes merecen una silla en la mesa. Ustedes merecen trabajos para ofrecerles a su familia una mejor calidad de vida”, manifestó De León en su anuncio.

El enfrentamiento será no solo generacional, con 34 años de diferencia entre los dos demócratas, sino ideológico, ya que mientras Feinstein, con cerca de 25 años como senadora, representa una línea más tradicional De León ha sido uno de los abanderados del movimiento liberal y anti-Trump en California.

“Estamos en la primera línea de una lucha histórica por el alma misma de Estados Unidos, contra un presidente sin una. Cada día su administración hace la guerra a nuestra gente y a nuestro progreso”, afirmó el presidente encargado del Senado estatal.

De León, quien nació en Los Ángeles, pero creció en un barrio humilde de San Diego mientras su madre guatemalteca limpiaba casas en las mansiones de vecindarios adinerados, ha sido presentado con frecuencia como un ejemplo de superación de la comunidad hispana.

“Mi madre fue recamarera y limpió casas y cuidaba los ancianos en las zonas más exclusivas del mundo, en barrios exclusivos como La Jolla cerca de la playa, con las mansiones en la loma y con una vista espectacular del Océano Pacífico”, recordó el legislador durante una entrevista concedida a Efe en 2015.

Gracias al esfuerzo de su progenitora, ya fallecida, un adolescente Kevin Alexander León pudo ir a la universidad de Santa Bárbara y luego cambió su apellido a De León, “para reafirmar la influencia de mi madre en mi vida”, según dijo.

Después de ejercer varios años como educador para estudiantes del idioma inglés, pasó a ser organizador comunitario en la campaña contra la Proposición 187.

En 2006 ocupó una silla en la Asamblea de California y en 2010 fue elegido para representar a Los Ángeles ante el Senado estatal.

Cuatro años después, fue designado presidente encargado del Senado, desde donde ha promovido algunas de las medidas más avanzadas como la Ley de Energía Limpia o la medida SB 54 que convirtió a California en un “estado santuario”.

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

dieciocho − uno =