Pekín, 19 oct.- China pidió a Estados Unidos que le trate de manera “objetiva”, tras las acusaciones de que Pekín está socavando la soberanía de sus países vecinos, porque el Gobierno chino respeta los principios de las Naciones Unidas.

“Esperamos que EE.UU mire el desarrollo de China de manera objetiva, así como su rol en la comunidad internacional”, afirmó el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Lu Kang, en rueda de prensa tras ser preguntado por las recientes acusaciones vertidas por el secretario de Estado de EE.UU, Rex Tillerson.

Tillerson criticó ayer, coincidiendo con la inauguración del importante XIX Congreso del Partido Comunista, las “provocaciones” de Pekín en el mar de China Meridional, que cuestionan la ley y las normas internacionales.

En una conferencia en un centro de estudios internacionales de Washington, Tillerson criticó también el método chino de financiar infraestructuras en otros países a través de préstamos comerciales, que deja a naciones en desarrollo muy endeudadas.

A este respecto, el portavoz de Exteriores aseguró que China “ha mantenido firmemente el orden internacional con las Naciones Unidas en el centro y sobre la base de la preposición y el principio de la Carta de la ONU”.

“También salvaguardamos nuestros intereses y derechos”, recordó, al mismo tiempo que pidió a EE.UU que abandone las “opiniones expiradas” para que ambos países puedan seguir trabajando conjuntamente.

Estas acusaciones llegan a unas semanas de que el presidente estadounidense, Donald Trump, viaje el próximo 8 de noviembre a China dentro de su gira asiática para abordar, entre otras cuestiones, la crisis norcoreana.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

15 − Doce =