El difunto presidente Hugo Chávez Frías pensó que importando médicos desde Cuba, canjeándolos por millones de barriles de petróleo, se solucionaría gran parte de la crisis hospitalaria y de salud que el país atravesaba, pero la realidad terminó siendo otra, Venezuela siguió regalando su petróleo y el sistema de salud igual de congestionado, en la actualidad a niveles impensables.

Para nadie es un secreto que el sistema público de salud que ofrece el Estado en Venezuela es débil, lo que representa uno de los tantos problemas que nos aquejan, puesto que los grandes hospitales regionales están colapsados, no hay medicamentos en las farmacias y lo que es peor, no hay ni siquiera insumos en los centros de salud, cosas tan básicas como una sutura, alcohol o inyectadoras están escasos.

Aún cuando el gobierno se enfoco en construir módulos de salud “Barrio Adentro” e importar los médicos desde Cuba para que se encargaran de manejar parte del sistema de salud venezolano, esto no tuvo el éxito que se esperaba, pues muchos de los venezolanos perdieron la confianza en este mecanismo, debido a la fama que se creó con los casos de mala praxis por parte de estos “profesionales”.

El gobierno nacional “bolivariano” ha demostrado su incapacidad y lo poco que le importa el bienestar y la calidad de vida de todos los venezolanos, se empeñan en “estrategias” que lo que hacen es promover la burocracia, los controles y con ello la corrupción en los centros hospitalarios, el gobierno de Nicolás Maduro en sus casi cuatro años de mala gestión ha cambiado en cinco oportunidades el ministro de esta área.

Se han deteriorado las condiciones de salud de la población, como lo evidencia el aumento en la frecuencia de las enfermedades y de la incidencia de complicaciones médicas, algunas letales, sobrepasando la capacidad de respuesta de los centros asistenciales, lo cual ha ido congestionando la estructura organizativa del sistema, tanto público como privado, producto de la grave deficiencia de insumos, materiales, medicamentos y alimentos.

Es tan grave la crisis de salud a nivel nacional, que han estado surgiendo enfermedades que se creían habían sido erradicas en su totalidad, tal es el caso de la difteria y la malaria, enfermedades que eran del siglo XVII, retornando y haciendo estrago dentro de la población.

Diariamente mueren venezolanos con VIH, con grandes focos de cáncer y hasta niños con cuadros de desnutrición severo, lo cual ha incrementado los niveles de mortalidad en el país y en paralelo ha disminuido la esperanza de vida, solo hay un culpable, o dos: Chávez y Maduro.

————————————————————————–

USA Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

3 + dos =