Fernando Lira.

Venezuela parece ser el país donde las historias y desencantos no terminan. Y es que a pesar de tener riquezas, bellezas naturales, recursos de todo tipo, somos incapaces de producir lo que necesitamos por más simple que sea y es que las políticas de Estado en materia pública apuntan al poco desarrollo y burocracia plena.

Venezuela ya ha enviado tres (3) satélites al espacio y las mejoras para la población, la ciencia, la tecnología, innovación, telecomunicaciones, entre otros no son notables, a quién está beneficiando el lanzamiento de esos satélites.

Si retornamos el tiempo podemos recordar que el 1º de noviembre de 2005 se firma en la ciudad de Caracas, el contrato internacional de Cooperación Espacial entre la República Bolivariana de Venezuela y la República Popular China para el inicio del Programa Espacial VeneSat-1, el cual incluía la fabricación y lanzamiento del satélite Simón Bolívar, equipamiento y construcción de las estaciones terrenas de control y formación de talento humano.

El programa espacial VeneSat-1, es una red satelital de telecomunicaciones, servicios de telefonía, fax, televisión, video y audio, trasmisión de datos de control de procesos, que le permite a la República interconectar a todo el territorio y gran parte del hemisferio americano, además de contar con una red digital de servicios integrados y comunicaciones de emergencia. Sin embargo eso no es del todo cierto, o esa no es la experiencia que experimenta la población, ya que los servicios de telefonía e internet por nombrar unos son pésimos y deficientes.

El primer satélite artificial propiedad del Estado venezolano, es satélite Simón Bolívar, dentro de los servicios prestados se pueden destacar: Capacidad de enlaces digitales, servicios de Televisión directa, acceso a Internet y soporte a la red de telefonía móvil celular del Estado.

El segundo satélite es, El Satélite Miranda (VRSS-1) o Venezuelan Remote Sensing Satélite (VRSS-1) es el primer satélite de observación remota de Venezuela. Su objetivo es tomar imágenes digitales de alta resolución del territorio venezolano. Tiene cámaras de alta resolución (PMC) y cámaras de barrido ancho (WMC). Fue lanzado desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Jiuquan en China el 28 de septiembre de 2012.

El tercer satélite es el Antonio José de Sucre, conocido por las siglas VRSS-2. Su lanzamiento se efectuó hace unos días. Se espera que este facilite las tareas en materia de salud, minería y petróleo, protección civil y prevención de desastres, agricultura, ambiente y planificación en áreas prioritarias para la nación.

——————————————————————————————-

USA Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

No hay comentarios

Dejar respuesta

3 × 1 =