Nueva York, 7 dic.- El Congreso Mundial Judío calificó como “un paso valiente” la decisión del presidente Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

“Jerusalén es la capital indiscutible de Israel y la capital histórica del pueblo judío”, afirmó en un comunicado el presidente de la organización, Ronald Lauder.

Trump confirmó que su país reconocerá a partir de ahora a Jerusalén como capital de Israel y ordenó iniciar el traslado de la embajada estadounidense a esta ciudad.

El gobernante aseguró que su decisión supone meramente “reconocer algo obvio” que Israel defiende hace décadas y que los anteriores presidentes estadounidenses no quisieron aceptar quizá “por falta de valentía”.

El presidente del Congreso Mundial Judío (WJC, en inglés) considera que, con esa medida, Trump “ha tomado un paso crítico y valiente con el reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel”.

“Esperamos que esta declaración sea el comienzo de un nuevo proceso político y un movimiento en favor de la paz y la estabilidad en Oriente Medio”, agregó Lauder en el comunicado.

No hay comentarios

Dejar respuesta