Venezuela, un país dividido por una sola persona: Hugo Chávez Frías, quien desde el inicio de su mandato hasta el día de su muerte se empeño con un discurso violento, agresivo y peyorativo para hacer referencia a todos los sectores de la población que pensaran diferente a su forma de “hacer política”.

Escualido, majunche… son solo algunas palabras usadas por el fallecido presidente para ofender a sus contrincantes, además de vender ante el mundo la imagen de una oposición que a su juicio era traidora, así como también apátrida al país y los intereses generales de sus habitantes.

Poco a poco fue sembrando el odio, la separación de clases sociales, inoculando diferencias sustanciales y agresividad entre los venezolanos, solo definidas por su posición política, creando un país muy diferente al que muchos de nosotros crecimos y dándole cabida a la violencia ¿Qué puedes esperar de un país donde el Presidente es violento en su discurso?

Esta situación ha repercutido en cada una de las manifestaciones políticas que se llevan a cabo en el país, donde ya las toldas políticas no pueden juntarse o si quiera pasar cerca porque terminan desencadenándose episodios marcados por la violencia, principalmente propiciadas por sectores del chavismo llamados “colectivos”.

Si extrapolamos esta situación de violencia al país en general, es lamentable tener que decir que afirmar que Caracas, la capital de Venezuela, ocupa el primer lugar como la ciudad con más muertes en todo el mundo, mientras que en Latinoamérica sigue dominando la lista anual con 43 de los 50 centros urbanos más violentos. En 2011 Venezuela figuraba como el país suramericano con la mayor tasa de asesinatos y el cuarto en toda América Latina.

A esto se le suma la inseguridad, la principal preocupación de los venezolanos, que viven desde hace años una exacerbada conflictividad social y política, se presenta todos los días en reseñas de prensa de jóvenes asesinados para robarles una moto o un celular, policías acribillados para arrebatarle su arma o conflictos vecinales que terminaron en disparos y muerte.

———————————————————————————–

USA Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta