Crisis por el poder venezolano

Fernando Lira.

Venezuela vive una crisis en todos los niveles, y es que no solo es la crisis en materia económica, salud, educación seguridad… también se está viviendo una crisis en materia política. No es solamente los desacuerdos que puedan existir como suele ocurrir en cualquier organización, esto es otro nivel, motivado a que la crisis del poder impide tomar acciones. Es por ello que buscará una solución de negociación pacifica, como suelen llamarla voceros del gobierno de Nicolás Maduro, se ha convertido en un gran dolor de cabeza para el gobierno y su organización política.

El gobierno de Nicolás está acostumbrado a colocar trampas caza bobos y los venezolanos como la oposición suelen caer en ellas. Por lo general el gobierno siempre se inventa una para ganar tiempo y perpetuarse en el poder. El gobierno tiene muchas deudas pendientes que deberá honrar deudas vencidas y la capacidad para responder a las necesidades exigentes de la población.

Si el gobierno se desespera tanto en ganar tiempo es por alguna razón y ciudadanos venezolanos deben ser inflexibles, ya que el gobierno no puede ganar tiempo, indudablemente, porque pierde la posibilidad de sobrevivencia. El tiempo corre contra el Gobierno. La oposición no tiene deudas, ni tampoco la obligación de traer alimentos y medicinas para atender las necesidades de una población que está reclamando con urgencia que le solucionen esos problemas. Ni tampoco es culpable de la crisis ocasionada por las malas políticas del gobierno auto llamado socialista.

Aplazar el tiempo para el gobierno va contra su propia sobrevivencia. No puede llegar a acuerdos con los puntos que está planteando porque la crisis venezolana ya no es propia del país, sino que la ha asumido plenamente la comunidad internacional.

La oposición venezolana no está sola en la lucha, numerosos países de América y Europa se han unido para que en Venezuela se retome la democracia a través de elecciones creíbles. El gobierno teme ser derrotado si aplica las reglas del juego tal y como son.

Muchos críticos y expertos han asegurado que el gobierno ha cometido fraudes, que son evidentes y así también lo han sancionado el mundo entero. El aislamiento del gobierno es tan agudo que este gobierno no puede mantenerse si no retorna a la democracia.

Muchas personas han optada como modalidad de protesta, la abstención, la cual nace para protestar contra el gobierno y esta se ha convertido en su tabla de salvación por muy triste y contradictorio que pueda parecer. En consecuencia, abstenerse no es salida para nadie, es lo peor que se puede hacer. Todas las abstenciones han consolidado el gobierno que pretendían castigar.

 

——————————————————————————
USA Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

3 Comentarios

Dejar respuesta