En Venezuela son ciertos muchos hechos que hoy día ocurren relacionados con represión, violencia, agresión física, abuso de poder, maltrato verbal, uso de armas de fuego, empleo descontrolado de equipos anti motín por parte de los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana, que han dejado como consecuencia un gran número de personas heridas, con traumatismos severos, e incluso jóvenes que han perdido la vida, en defensa de sus derechos como ciudadanos venezolanos.

La circulación de múltiples vídeos y centenares de fotografías a través de las diversas redes sociales existentes, así como, por mensajería de texto, son los únicos medios por donde los venezolanos pueden estar informados de los sucesos que acontecen en el país, pues a través de los medios de comunicación como son la radio, televisión y prensa escrita, la información real, en tiempo y oportuna no circula mediante estos, puesto que la Ley Orgánica de Telecomunicaciones los regula.

Es en el año 2000 que se le otorga a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones las competencias estatales para la regulación de éste sector, dejando desinformado al país entero y a las comunidades internacionales. Sin embargo, a través de los canales del Estado como Venezolana de Televisión, Televisora Venezolana Social, Telesur, Vive, entre otros, se encargan es de la transmisión de los eventos que celebra el oficialismo, sin que cobre importancia, los hechos que ocurren en las calles.

La cobertura de noticias por parte de los medios del Estado se basan en preparar un cóctel de engaños, donde se elaboran grandes fachadas para el manejo psico-emocional de sus simpatizantes, atiborrando los espacios comunicacionales con información incierta e irreal, donde se muestra una Venezuela que no ocurre nada, donde no existe la inseguridad, donde no hay carencia de alimentos, ni de insumos médicos y quirúrgicos, sino que todo es paz, amor y bienestar social.

Por el contrario, ante los recientes acontecimientos en el este de Caracas, donde los Guardias Nacionales han arremetido brutalmente contra jóvenes que han sido muy maltratados, dejándolos incapacitados y fuertemente heridos por el impacto de bombas lacrimógenas o perdigones a quemarropa son lógicamente descartados, sino tergiversados, señalando como culpable a los dirigentes de la oposición venezolana o a los Estados Unidos como parte de la guerra económica.

———————————————————————————
USA Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

No hay comentarios

Dejar respuesta

8 − 4 =