Moscú, 14 ago.- Las fuerzas de seguridad rusas han detenido a cuatro personas vinculadas al Estado Islámico (EI) que planeaba perpetrar atentados en el transporte público y otros sitios de gran afluencia en Moscú, informó el Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) de Rusia.

“En la región de Moscú fue desarticulado un grupo terrorista que planificaba llevar a cabo una serie de atentados en lugares de gran afluencia de público, incluidas infraestructuras de transporte y grandes centros comerciales”, se afirma en un comunicado publicado en la página web del FSB.

Entre los detenidos, añade la nota, figuran un emisario del EI, un especialista en preparación de artefactos explosivo y dos terroristas suicidas.

Las investigaciones preliminares apuntan a que detrás de la organización de los atentados había “cabecillas del EI en Siria”.

Los detenidos, que no han sido identificados, son de origen ruso y centroasiático.

“El grupo terrorista estaba formado por un ruso y tres ciudadanos de países de Asia Central”, precisa el comunicado.

No hay comentarios

Dejar respuesta

cinco × cuatro =