Austin (TX), 14 feb.- Tres hombres fueron detenidos en el área de Austin (Texas), acusados de varios delitos federales por la fabricación y exportación ilegal de armas de fuego no registradas hacia México, informaron las autoridades judiciales.

El Departamento de Justicia explicó que Tyler Carlson, de 28 años, y Michael Fox, de 69, junto a Tracy Garwood, fabricante de ametralladoras de con sede en Arizona, traficaron con al menos 200 armas, incluidos fusiles de gran calibre, a través de la frontera.

El supuesto cabecilla, Carlson, contactó con Fox, un expolicía con licencia federal de armas, para comprar en el mercado negro ametralladoras del modelo M-134G Minigun, capaz de disparar entre 2.000 y 6.000 cartuchos por minuto, según la acusación.

Así pues, con la ayuda de Garwood y su fábrica en Scottsdale (Arizona), supuestamente fabricaron y ensamblaron las piezas necesarias para estos dispositivos.

Para justificar esta producción extra, destinada a la venta ilegal, Garwood envió documentación falsa al Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) alegando que había destruido múltiples carcasas defectuosas del rotor del dispositivo.

Esta pieza es esencial para el funcionamiento de las armas de este tipo, por lo que cada unidad debe ser registradas por la ATF antes de su comercialización.

Sin embargo, el productor vendió estas unidades a Fox y Carlson.

El 8 de febrero de 2017, durante el registro de la policía en el domicilio de Fox en Georgetown (Texas), las autoridades recuperaron tres cajas con estas piezas, dos de las cuales habían sido declaradas destruidas supuestamente por Garwood.

Si finalmente son declarados culpables, cada uno de ellos puede ser enviado a una prisión federal con una pena máxima de 5 años por conspiración, y además, en el caso de Carlson esta sentencia se puede ampliar hasta 10 años por posesión ilícita de armas.

Por el momento no hay una fecha programada para el juicio.

No hay comentarios

Dejar respuesta