Educar desde la libertad

0
940
Fuente foto pinterest

Educar desde la libertad parte de la aceptación que todos somos diferentes, especiales y únicos. Metafóricamente hablando, nuestros hijos, alumnos…. son como “flores de un jardín que más tarde o más temprano terminarán por abrirse, cada una en su momento y con una esencia diferente y original”.

Educar desde la libertad es también educar desde el esfuerzo y el trabajo. Los niños lo tienen todo de forma rápida y si algo cuesta conseguirlo se frustran muy deprisa. Acompañarles en ese proceso de conseguir una meta es fundamental, no haciendo las cosas por ellos ni sobreprotegiéndoles, sino apoyándoles, animándoles en el proceso y acompañarles tanto en el acierto como en el error.

Los errores forman parte de sus vidas y de la experiencia que los convertirá y forjará en seres independientes y autosuficientes. Frenar eso es frenar el curso de sus vidas.

Facilitemos como padres la libertad de nuestros hijos

fuente pinterest
fuente pinterest

Sin ser conscientes, transmitimos a nuestros hijos muchas de nuestras conductas, de nuestros miedos y pensamientos. La forma de amar, de relacionarnos con el mundo y de comunicarnos… Aspectos demasiado importantes que han de ser tenidos en cuenta.

Es de vital importancia estar atentos a los mensajes que les transmitimos, puesto que muchos de estos mensajes quedan procesados en su inconsciente. De tal forma que pueden determinar su conducta, actitud y forma de estar en la vida.

Somos un mero instrumento para que nuestros hijos crezcan y se desarrollen como seres individuales, libres, sanos y felices. Apoyándoles durante todo el proceso, sin pretender que cumplan nuestros sueños y nuestras expectativas.

 

Podremos así realmente amarlos incondicionalmente para que exploren su esencia y elijan cuál es su camino. Sin presiones ni exigencias que cohíban su libertad y manifestación de sus necesidades.

Tenemos así la oportunidad de observar el flujo de la vida, donde cada ser, con el hecho de sentirse amado, es capaz de ofrecer lo mejor de sí mismo. Respetando su propio proceso vital, sin miedo a experimentar,  a aceptarse y quererse como uno es.

 

———————————————————–

USA Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

Apasionada de la educación y la cultura, Sara Mercado Palomino es licenciada en Piano en el Conservatorio Superior de Granada. Tras 15 años de docencia se embarca en el mundo de la empresa del cuál es gerente y fundadora del proyecto educativo-cultural Musarte (www.musartemotril.com). Musarte ha recibido varios premios en su corto tiempo de vida. Su amor y vocación por la educación y el desarrollo personal, la ha llevado a formarse en coaching educativo a través de la empresa (Sphera coaching).
Compartir
Artículo anteriorVenezuela marcha al CNE
Artículo siguienteEl cabello misterioso

No hay comentarios

Dejar respuesta

1 × uno =