Washington, 10 dic.- El Departamento de Estado de EE.UU. aplaudió los esfuerzos del primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, por acabar con la “vil ocupación” del Estado Islámico (EI) y poner fin a la guerra que ha desangrado al país durante tres años y medio.

En un comunicado, el Departamento de Estado expresó el compromiso de EE.UU. para seguir colaborando con las fuerzas iraquíes y dándoles entrenamiento, asesoramiento y equipos.

“Juntos, debemos permanecer vigilantes para luchar contra todas las ideologías extremistas y evitar la vuelta del Estado Islámico o la aparición de otras amenazas por parte de otros grupos terroristas”, destacó en su nota la portavoz de la diplomacia estadounidense, Heather Nauert.

Nauert alabó la “valiente” lucha del pueblo iraquí y el “liderazgo” del primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, quien anunció que el Ejército de Irak daba por finalizada la guerra tras recuperar el control de los últimos reductos que el Estado Islámico mantenía en el país.

“Estados Unidos aplaude el liderazgo del primer ministro Abadi y ofrecemos nuestras sinceras felicitaciones al pueblo iraquí y a las valientes fuerzas de seguridad iraquíes, muchos de los cuales han perdido la vida luchando heroicamente contra el Estado Islámico”, subrayó Nauert.

A continuación, la portavoz arremetió contra la “vil ocupación” del Estado Islámico, que proclamó a finales de junio de 2014 un califato en Siria e Irak.

“Con su vil ocupación de grandes áreas de Irak, el EI mostró su despreciable naturaleza al usar a niños y a otros civiles como escudos humanos y convertir hospitales, mezquitas, universidades y escuelas en instalaciones y bases para la fabricación de armas y para sus operaciones terroristas”, consideró Nauert.

Según los últimos datos de septiembre de la Oficina de la ONU para los Refugiados (OCHA), todavía quedan 3.200.000 desplazados internos y once millones de personas necesitan ayuda humanitaria, a pesar de que en muchas zonas la población ha comenzado a regresar a sus hogares.

En su comunicado, el Departamento de Estado aseguró que EE.UU. ha otorgado casi 1.700 millones de dólares a Irak en asistencia humanitaria y ha empleado más de 265 millones de dólares en labores de estabilización del país desde 2014.

“Estados Unidos se une al Gobierno de Irak al destacar que la liberación de Irak no significa que la lucha contra el terrorismo, e incluso contra el Estado Islámico, en Irak haya terminado”, subrayó la portavoz, que aseguró que EE.UU. seguirá colaborando con el Gobierno iraquí para la estabilización del país.

Estados Unidos comenzó su ofensiva contra el Estado Islámico el 8 de agosto de 2014 con una operación de bombardeos aéreos contra el grupo terrorista en Irak y que, posteriormente, amplió a Siria con la creación de una coalición internacional para acabar con el yihadismo.

No hay comentarios

Dejar respuesta