Washington, 21 dic.- El Pentágono aseguró que en el ataque de octubre en el que mató al líder de Al Qaeda en el este de Afganistán también acabó con la vida de dos altos mandos de la organización terrorista.

El ataque aéreo ocurrió el pasado 23 de octubre en la provincia de Kunar, ubicada a 230 kilómetros al este de Kabul y fronteriza con Pakistán.

El Pentágono informó en noviembre de que había confirmado la muerte de Faruq al Qatani, el líder de la organización en esa zona de gran inestabilidad y presencia de Al Qaeda, mientras que añadió que fallecieron dos líderes más: Bilal al Utabi, segundo al mando, y Abd al Wahid al Junabi, experto en explosivos.

Las dos nuevas muertes fueron confirmadas en rueda de prensa por el portavoz del Pentágono, Peter Cook, quien añadió que todos ellos planeaban ataques contra intereses estadounidenses.

“La muerte de estos tres altos mandos de Al Qaeda impactará significativamente en la capacidad del grupo de amenazar a los Estados Unidos y a nuestros intereses y aliados”.

“Asimismo, subraya nuestro compromiso de luchar contra el terrorismo en Afganistán”, añadió Cook.

No hay comentarios

Dejar respuesta

catorce − Diez =