Washington, 12 feb.- El Gobierno dijo sentirse “profundamente entristecido” por el accidente aéreo que se cobró la vida de 71 personas cerca de Moscú y envió sus condolencias al pueblo ruso por esas “trágicas muertes”, informó la Casa Blanca en un comunicado.

El avión, de la aerolínea Saratovskie Avialinii, se estrelló a las afueras de Moscú por motivos que se desconocen y tras despegar del aeropuerto Domodédovo, el segundo más grande de la capital rusa.

“Estados Unidos está profundamente entristecido por las trágicas muertes de aquellos a bordo del vuelo 703 de la aerolínea Saratov. Enviamos nuestras condolencias a las familias de aquellos que han perdido sus vidas y al pueblo de Rusia”, dijo la Casa Blanca en un breve comunicado.

La aeronave, con destino a la ciudad de Orsk, al sur de los Urales, había salido de Moscú a las 14.21 hora local (11.21 GMT) y, al poco de despegar, desapareció de los radares y se precipitó en campo entre las localidades de Arguntsevo y Stepánovo, en la provincia de la capital rusa.

Los restos del avión quedaron diseminados en un radio de cerca de un kilómetro.

El ministro de Transporte de Rusia, Maxim Sokolov, que encabeza la comisión gubernamental encargada de investigar el siniestro, indicó que para identificar a las víctimas se requerirán exámenes comparativos de ADN.

Según datos preliminares, todos los ocupantes del avión eran ciudadanos rusos.

No hay comentarios

Dejar respuesta