Miami, 19 ago.- Estados Unidos repatrió esta semana a 55 inmigrantes cubanos que habían intentado llegar por mar al país y que fueron interceptados en dos operaciones distintas en aguas del Estrecho de Florida por las autoridades, informó la Guardia Costera.

En la primera operación, realizada el pasado martes, los guardacostas repatriaron a Bahía de Cabañas (Cuba) a 36 cubanos y este jueves fueron otros 19 los inmigrantes interceptados en el mar y trasladados a la isla caribeña.

“Desalentamos a todos los que quieren arrojarse al mar en un intento por llegar ilegalmente a suelo estadounidense: Están arriesgando sus vidas con muy pocas posibilidades de éxito”, dijo el capitán Mark Gordon, jefe del Distrito Séptimo de la Guardia Costera.

Y advirtió de que “navegar por el estrecho de Florida puede ser extremadamente peligroso para los que no están preparados en viajes ilegales que, a menudo, conducen a sufrir heridas o incluso la muerte”.

Los intentos de los cubanos por alcanzar la costa del sureste de EE.UU., detalló la Guardia Costera, se han incrementado más de un 100 % en julio pasado, hasta alcanzar los 834 inmigrantes, respecto del mismo período en 2015, cuando se contabilizaron 410.

Desde el pasado 1 de octubre, cuando comenzó el actual año fiscal, un total de 6.142 cubanos han intentado llegar ilegalmente por mar a Estados Unidos, comparados con los 4.473 que lo trataron de hacer en todo el año fiscal 2015 por la misma vía.

El temor a perder los privilegios migratorios y las escasas esperanzas de un cambio real a corto plazo en Cuba están provocando desde 2015 un incremento notable de la inmigración cubana hacia Estados Unidos.

La Ley de Ajuste Cubano de 1966 y su política de “pies secos/pies mojados” establece que los cubanos que llegan a suelo estadounidense pueden quedarse, mientras que los interceptados en el mar, aunque sea a pocos metros de la orilla, son devueltos a Cuba.

POLITICAL HISPANIC

No hay comentarios

Dejar respuesta

seis + 1 =