Washington, 12 oct.- Seis aviones militares, entre ellos dos bombarderos pesados de Estados Unidos, sobrevolaron este martes la Península Coreana y llevaron a cabo un simulacro de disparo como último ejercicio de fuerza contra Corea del Norte, informaron funcionarios estadounidenses.

Las Fuerzas Aéreas del Pacífico de Estados Unidos (PACAF) dijeron que dos bombarderos estratégicos B-1B volaron sobre aguas de la costa oriental de la península coreana.

A ellos se unieron dos aviones de combate F-15K de Corea del Sur y dos aviones de combate F-15 de Japón.

“Volar y entrenar por la noche con nuestros aliados de una manera segura y efectiva es una importante capacidad compartida entre Estados Unidos, Japón y la República de Corea y mejora la destreza táctica de los aviadores de cada nación”, dijo Patrick Applegate, del Centro de Operaciones Aéreas estadounidenses 613.

“Esta es una clara demostración de nuestra capacidad para realizar operaciones sin interrupciones con todos nuestros aliados en cualquier momento y en cualquier lugar”, agregó.

La misión se llevó a cabo el martes por la noche cuando Corea del Norte marcó el 72 aniversario de la fundación del Partido de los Trabajadores de Corea, y Pyongyang no respondió ante los ejercicios militares.

Precisamente, el presidente Donald Trump fue informado por su equipo de seguridad nacional sobre “una serie de opciones” de respuesta a las amenazas de Corea del Norte, ante una eventual agresión.

Según informó la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, en un comunicado, Trump “se reunió con miembros de su equipo de seguridad nacional” y fue informado sobre las posibles estrategias por el secretario de Defensa, James Mattis, y del Jefe del Estado Mayor Conjunto, Joseph Dunford.

“La reunión de información y la discusión se centraron en una serie de opciones para responder a cualquier forma de agresión de Corea del Norte o, si fuera necesario, para impedir que Corea del Norte amenazara a Estados Unidos y a sus aliados con armas nucleares”, apuntó Sanders en su breve nota.

El líder norcoreano Kim Jong-un volvió a defender este domingo el desarrollo de su “valioso” programa nuclear para hacer frente a las amenazas de EE.UU., coincidiendo con las declaraciones de Trump de este sábado de que “solo una cosa funcionará” con Pyongyang.

El multimillonario, sin embargo, no especificó si con esta expresión se refería a llevar a cabo una acción militar contra el régimen de Kim Jong-un, aunque es una posibilidad que ha dicho muchas veces que no descarta.

Desde su llegada a la Casa Blanca, Trump ha elevado el tono de amenazas contra Corea del Norte mientras Pyongyang ha ido avanzando en sus pruebas armamentísticas con el lanzamiento de alrededor de una zona de misiles en lo que va de año, algunos de ellos de alcance intercontinental, que podrían tocar suelo estadounidense.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta