Erbil (Irak), 12 oct.- El Ejército iraquí arrebató por completo al grupo terrorista Estado Islámico (EI) la comarca de Al Hauiya, situada en el noreste, y donde los yihadistas todavía controlaban algunas zonas después de que el pasado día 5 perdieran la principal ciudad de la región.

Con estos logros sobre el terreno, las tropas han conseguido recuperar el último territorio que los extremistas controlaban en el noreste del país, informó la oficina de información militar en un comunicado de la Comandancia de Operaciones Conjuntas.

Al Hauiya, situada en el oeste de la provincia de Kirkuk, era uno de los últimos bastiones del EI en el norte de Irak, después de que el grupo radical perdiera el pasado julio su principal feudo, la ciudad de Mosul, y gran parte de los territorios que había ocupado en 2014.

La importancia de esta comarca, donde son mayoritarias las tribus árabes suníes, radica tanto en la presencia de pozos de petróleo, como en su riqueza agrícola y su posición estratégica entre las ciudades de Kirkuk y Tikrit, capital de Saladino.

La ofensiva para liberarla comenzó el pasado 21 de septiembre, y su segunda fase arrancó el 29 de septiembre.

En ella participaron la Policía Federal, el cuerpo policial de Respuesta Rápida, la IX División del Ejército iraquí y las milicias chiíes Multitud Popular.

Tras la liberación de Al Hauiya, la ofensiva se centrará ahora en la zona fronteriza con Siria, en el oeste de Irak, donde se ubica el considerado último bastión del EI en el país, Al Qaim.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta