San Salvador, 1 may.- El Gobierno de El Salvador anunció que inversionistas extranjeros y empresas desarrolladoras de vivienda ejecutarán un proyecto inmobiliario en el país que beneficiará a unas 5.500 familias y que cuenta con el respaldo del Ejecutivo.

El Fondo Social para la Vivienda (FSV) informó de que la inversión de la iniciativa, que contempla la construcción de 5.500 viviendas, asciende a 165 millones de dólares y los beneficiarios serán personas de escasos recursos que viven el oriente del país centroamericano.

Señaló que el proyecto fue gestionado mediante un fideicomiso firmado entre el Banco de Desarrollo de El Salvador (BANDESAL) y tres empresas extranjeras, quienes invierten en el país por la “afinidad de los socios en el desarrollo de proyectos con finalidad social, con lo que se busca disminuir el déficit habitacional salvadoreño”.

La construcción de las viviendas comenzará en el tercer trimestre del año en curso y con la tecnología de construcción que se implementará en este proyecto, “se estará asegurando una vivienda digna, segura, con la calidad y comodidad pertinente para mejorar el estándar de vida de las familias salvadoreñas”.

La entidad gubernamental agregó que las instituciones de Gobierno se han comprometido en apoyar y agilizar los trámites y permisos de construcción con el objetivo de facilitar la generación de vivienda y de aportar en la creación de cerca de 3.000 empleos, directos e indirectos.

El presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, dijo recientemente que el déficit habitacional de este país centroamericano, con menos de 7 millones de habitantes, se redujo el 2 por ciento desde 2014 con la inversión de más de 43 millones de dólares y alcanza las 63.400 casas.

Según cifras del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el déficit cualitativo y cuantitativo de vivienda alcanza al 58 por ciento de los hogares en El Salvador, principalmente en el área rural del país.

No hay comentarios

Dejar respuesta