Una bibliotecaria de la escuela primaria Cambridgeport, en Cambridge, Massachusetts, demostró que el odio y resentimiento puede más que promover la educación de sus alumnos. Tal es el mensaje que Liz Phipps Soeiro, transmitió con claridad al rechazar arrogantemente una donación de libros que la primera dama, Melania Trump había donado a esa escuela para promover la educación y la alfabetización infantil.

Como parte de “National Read A Book Day”, la primera dama, según los informes, eligió una escuela de cada uno de los 50 estados para regalar libros, todos ellos escritos por el maestro de letras de la literatura infantil Dr. Seuss. Pero para Soeiro este gesto amable fue recibido no con agradecimiento sino con repulsión.

En un editorial amargo que escribió para el blog de lectura familiar de Horn Book, Soeiro indicó “mis estudiantes tienen acceso a una biblioteca escolar con más de nueve mil volúmenes y un bibliotecario con una licenciatura en ciencias literarias. Múltiples estudios muestran que las escuelas con bibliotecas y con personal profesional mejoran el desempeño de los estudiantes”.

En otras palabras, Soeiro sumamente inclinada a la izquierda políticamente, cayó realmente bajo para al no aceptar la donación de la primera dama. Pero su maldad no termina ahí, ya que además escribió una declaración personal directamente al propio presidente en donde puso lo siguiente: “Puede que no sepa esto, pero el Dr. Seuss es un poco cliché, un embajador cansado y desgastado de la literatura infantil. Otro hecho que muchas personas desconocen es que las ilustraciones del Dr. Seuss están impregnadas de propaganda racista, caricaturas y estereotipos dañinos”.

Cabe destacar que la señora Soeiro es partidaria activa del Partido Demócrata y fiel partidaria de Hillary Clinton.

 

————————————————————————————-
USA Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Diez − 2 =