Madrid, 18 oct.- El Ministerio español de Asuntos Exteriores y Cooperación convocó al embajador de Venezuela en España para mostrar su rechazo por unas declaraciones del presidente Nicolás Maduro sobre la existencia de “presos políticos” en el país.

En una rueda de prensa, Maduro dijo ayer que España “no tiene moral” para referirse a Venezuela después de haber reprimido “al pueblo de Cataluña” y de tener “presos políticos”.

Según una nota de Exteriores, el director general para Iberoamérica y el Caribe, Antonio Pérez-Hernández, transmitió al embajador Mario Isea el “rechazo absoluto” del Gobierno español por esas declaraciones.

Se trata de “inaceptables” declaraciones de Maduro, en las que calificaba de “presos políticos” a los líderes de dos asociaciones independentistas de la región de Cataluña, en prisión preventiva por un supuesto delito de sedición.

“España confía en que este tipo de declaraciones y actitud reiterada por parte de las autoridades venezolanas cesen, para así hacer posible una relación de respeto con Venezuela”, añade la nota de Exteriores.

La decisión de encarcelar de forma provisional a los líderes independentistas de la Asamblea Nacional Catalana y de Òmnium Cultural fue adoptada el lunes por la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela.

Jordi Sánchez y Jordi Cuixart están acusados de ser “promotores y directores” de las concentraciones del 20 de septiembre en Barcelona, cuando una multitud rodeó la Consejería de Economía en la que la Guardia Civil practicaba detenciones y registros ordenados por los tribunales.

No es la primera vez que Maduro critica a Rajoy, frente a la situación de Cataluña y sus planes independentistas.

El presidente venezolano ha dicho que Rajoy actúa como un “dictador” al no permitir que los catalanes expresen “su palabra” a través de una consulta popular y ha pedido “respeto al pueblo de Cataluña”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

dos × cuatro =