Washington, 20 abr.- El Departamento de Justicia envió las conclusiones de una investigación interna sobre el exsubdirector del FBI Andrew McCabe a la Fiscalía del Distrito de Columbia, que ahora tendrá que decidir si presenta cargos criminales en su contra.

El abogado de McCabe, Michael Bromwich, anunció en un breve comunicado la entrega del informe a la Fiscalía.

“Nos hemos reunido ya con miembros de la oficina del fiscal. Confiamos en que, a menos que haya una presión inapropiada por parte de altos niveles de la Administración, la oficina del fiscal concluya que no debe abrirse un juicio”, indicó Bromwich.

Este mismo mes, la oficina del inspector general del Departamento de Justicia publicó un informe para justificar el despido de McCabe el pasado 16 de marzo, solo horas antes de que pudiera jubilarse y obtener una pensión completa por sus más de 20 años en el FBI.

El informe concluyó que McCabe “careció de franqueza, incluso bajo juramento, en múltiples ocasiones” y mintió sobre su papel en una filtración sobre una investigación a las donaciones que recibió la Fundación Clinton, de la que forma parte la demócrata Hillary Clinton, rival de Trump durante las elecciones de 2016.

Según el informe, McCabe dio información sobre esa investigación a un periodista de The Wall Street Journal y luego lo negó.

Durante meses, McCabe estuvo en el centro de las tensiones entre la Casa Blanca y el FBI, agencia cuya credibilidad ha sido cuestionada en numerosas ocasiones por Trump.

McCabe fue la mano derecha del director James Comey, despedido por sorpresa en mayo de 2017 por el mandatario y con quien dirigió la investigación sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016 y los posibles lazos entre miembros de la campaña de Trump y el Gobierno ruso.

En una entrevista con CNN, Comey dijo que “potencialmente” podría ser un testigo en un futuro juicio contra McCabe.

“Creo que los mecanismos para la rendición de cuentas están funcionando. No es aceptable que la gente del FBI y del Departamento de Justicia carezcan de franqueza. Es algo que tomamos en serio”, afirmó Comey, que esta semana publicó su libro de memorias, titulado “A Higher Loyalty”.

Poco después, Trump celebró en Twitter el aparente enfrentamiento entre McCabe y Comey diciendo: “James Comey acaba de ‘apuñalar por la espalda’ a McCabe. ¡El informe del inspector general sobre McCabe es un desastre para los dos! Están recibiendo un poco (mucho) de su propia medicina”.

No hay comentarios

Dejar respuesta