México, 24 abr.- Unos 70 funcionarios públicos y representantes de organizaciones internacionales dieron inicio en la ciudad mexicana de Cuernavaca a un taller destinado a resolver los problemas comunes que enfrentan las cárceles latinoamericanas.

Desde este martes y hasta el próximo 27 de abril, los expertos, llegados al estado central de Morelos desde 15 países de América Latina, analizarán cómo trabajar con la gestión y la infraestructura penitenciaria para que sean acordes con las normas y estándares internacionalmente reconocidos en la materia.

Especialmente, con las llamadas “Reglas Nelson Mandela”, las reglas mínimas para el tratamiento de las personas privadas de libertad aprobadas por la Asamblea General de Naciones Unidas en diciembre de 2015.

El III Taller Latinoamericano de Gestión e Infraestructura Penitenciaria hará énfasis en las mujeres, un grupo que se encuentra a menudo “en especiales condiciones de vulnerabilidad”, señaló en un boletín el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), organizador del evento junto con el Gobierno mexicano.

Además, profundizará en aspectos como la necesidad de permitir que los reclusos mantengan sus vínculos familiares y sociales y de respetar los derechos humanos, así como en el papel que desempeñan el trabajo y la formación para el empleo como herramientas para la reinserción social.

“Cuando los lugares de detención no cumplen con su objetivo se les falla a los individuos en reclusión y también a la sociedad; todos perdemos”, afirmó en la inauguración del taller el jefe adjunto de la Delegación Regional del CICR para México, América Central y Cuba, Antón Camen.

Según el último diagnóstico nacional de supervisión penitenciaria de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, las cárceles mexicanas enfrentan problemas como sobrepoblación, riñas o conflictos de gobernabilidad.

No hay comentarios

Dejar respuesta