Washington, 19 sep.- Michael Flynn, el ex asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca bajo investigación por presuntos vínculos con la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones de 2016, ha creado un fondo de defensa legal para recibir aportaciones por el “enorme gasto” que suponen sus abogados.

Según anunció la familia de Flynn, el fondo de recaudación ha sido creado por sus hermanos, Joe Flynn y Barbara Redgate, quienes aducen que los costos legales han supuesto “una tremenda carga financiera” tanto para su hermano como para su familia, y están a punto de ser “más de lo que pueden pagar”.

“Las diversas investigaciones surgidas de las elecciones presidenciales de 2016 han colocado una tremenda carga financiera para nuestro hermano Mike y su familia. El enorme gasto de honorarios de abogados y otros gastos relacionados exceden con mucho su capacidad de pago”, escribieron ambos en un comunicado divulgado por el abogado de Flynn.

“Para ayudar a asegurarnos de que él pueda defenderse, hemos creado un fondo de defensa legal, y le estamos pidiendo a los partidarios de Mike, a los veteranos y a todas las personas de buena voluntad que aporten la cantidad que puedan a este fondo”, añadieron.

El fondo no aceptará donaciones de extranjeros ni recibirá contribuciones anónimas y, además, promete no aceptar dinero de la campaña o los negocios del presidente, Donald Trump, o de la corporación que lleva su nombre, la Organización Trump.

“Lori y yo estamos muy agradecidos con mi hermano Joe y su hermana Barbara por crear un fondo para ayudar a pagar mis costos legales de defensa”, escribió Flynn en su primer comentario en la red social Twitter desde diciembre.

Flynn fue despedido de la Casa Blanca en febrero pasado por ocultar al vicepresidente, Mike Pence, sus demostradas interacciones con los rusos.

Desde que dejó la Administración de Trump, han surgido más revelaciones sobre los contactos que mantuvo con otras entidades extranjeras de las que tampoco informó al Gobierno del magnate.

Así, Flynn es objeto de una investigación federal, dirigida por el fiscal especial Robert Mueller, pero también está sujeto a investigaciones que se están llevando a cabo en el Congreso sobre el mismo asunto.

Flynn, teniente general retirado del Ejército, sirvió en el Gobierno del expresidente Barack Obama como director de la Agencia de Inteligencia de Defensa de 2012 a 2014, pero engrosó rápidamente las filas de los acólitos al multimillonario en cuanto comenzó su campaña presidencial.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta