San Salvador, 9 ene.- Las diputadas del oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) Karina Sosa y Nidia Diaz presentaron al Congreso de El Salvador una propuesta de ley que contribuiría a facilitar la inversión empresarial a salvadoreños que viven en el exterior y piensan retornar al país.

El proyecto “Ley de Facilitación de Inversión de Salvadoreños en el Exterior en la Micro y Pequeña Empresa y Reintegración Económica de Personas Retornadas”, presentado un día después de que EE.UU. acabara con el beneficio migratorio TPS para los salvadoreños, tiene con fin facilitar la reinserción laboral y empresarial de los personas migrantes que regresan al país centroamericano.

Sosa, también presidenta de la comisión de Relaciones Exteriores, Integración Centroamericana y Salvadoreños en el Exterior de la Asamblea Legislativa, aseguró que “este proyecto es sumamente importante y oportuno para facilitar la inversión de nuestros compatriotas”.

Por su parte, la diputada Díaz explicó que “el FMLN está en toda la disposición de contribuir a crear todas las condiciones para la reinserción laboral de los compatriotas que regresen a El Salvador y apoyar la inversión en el país”.

Señaló que la iniciativa también contempla la creación del Comité Técnico Interinstitucional, como una instancia asesora de la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (Conamype) en la implementación de la Ley.

La parlamentaria agregó que la comisión estará integrada por un representante de los ministerios de Economía y de Relaciones Exteriores, del Consejo Nacional para la Protección y Desarrollo de la Persona Migrante y su Familia, del Organismo Promotor de Exportaciones e Inversiones de El Salvador y de la Conamype.

Las diputadas presentaron la iniciativa un día después que el Gobierno de EE.UU. anunciara la cancelación del TPS a los salvadoreños en septiembre de 2019 para que abandonen el país o busquen una vía alternativa de regularización.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) justifica la decisión de cancelación del TPS en que “ya no existen las condiciones originales causadas” por los devastadores terremotos de 2001 en El Salvador, la razón por la que se otorgó esta protección a un total de 263.282 salvadoreños hasta finales de 2016, según datos oficiales facilitados a Efe.

El Gobierno de El Salvador, la comunidad salvadoreña en Estados Unidos y activistas proinmigrantes venían batallando sin descanso en los últimos meses para el mantenimiento del TPS o al menos para su prórroga por seis meses, como el Gobierno hizo con el programa para los hondureños.

Según el Gobierno salvadoreño, el TPS beneficia a más de 190.000 salvadoreños, sin embargo, el DHS señala que este programa ampara a más 250.000 compatriotas.

No hay comentarios

Dejar respuesta