San Juan, 11 may.- Altos funcionarios de la Fuerza Aérea de Estados Unidos y del Gobierno de Puerto Rico acudieron a una ceremonia de honor para recordar a los nueve miembros de la Guardia Nacional puertorriqueña que fallecieron el pasado día 2 de mayo en un accidente aéreo en Savannah, Georgia (EE.UU.).

La secretaria de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, Heather A. Wilson, así como el jefe de la Guardia Nacional, el general Joseph L. Lengyel, y el secretario de Estado de Puerto Rico, Luis Rivera Marín, asistieron a la ceremonia en la Base Aérea Muñiz en Carolina, municipio vecino de San Juan.

“Aunque sabemos que es un día difícil para recordar a estos hombres, venimos también para agradecerles el tiempo en que ofrecieron sus servicios”, destacó Lengyel en un mensaje que ofreció a los presentes.

Igualmente, el jefe de la Guardia Nacional de Puerto Rico, Isabelo Rivera, participó de la ceremonia y expresó sus condolencias a los familiares de los fallecidos y destacó a sus colegas por su servicio, del cual algunos sobrepasan los veinte años de carrera.

Frente al entarimado donde participaron los altos oficiales militares, se ubicaron fotos de los nueve fallecidos, de quienes además se leyó una semblanza.

Los fallecidos, miembros del Ala de Transporte Aéreo 156, fueron identificados como José Román Rosado, David Albandoz, Carlos Pérez Serra, Jan Paravisini, Jean Audriffred, Mario Braña, Víctor Colón, Eric Curcuns y Roberto Espada.

“En nombre del gobernador de Puerto Rico Ricardo Rosselló, vinimos a honrar a estos nueve hombres, porque nos han enseñado una lección de sacrificio y patriotismo. Los nueve hombres cuyas vidas recordamos ahora, son héroes, precisamente, porque encontraron en sus familias una fuente de apoyo de valores”, agregó Rivera Marín.

“Ellos fueron un ejemplo vivo de patriotismo y sacrificio, algo que se aprende y se trabaja en el día a día, en la calle y en el hogar”, agregó el gobernador interino de Puerto Rico.

“Soy consciente de que la pena que cargan es pesada, y que mis palabras son poco consuelo, pero sepan que la rectitud moral y el sacrificio con el cual estos nueve hombres sirvieron, traza el camino a seguir para todos nosotros en la construcción de un mejor Puerto Rico, y una mejor Nación Americana. Sin embargo, encontramos consuelo al saber que lo que define a Estados Unidos, lo que lo convierte en su núcleo, es el coraje de hombres y mujeres, capaces de enfrentarse al sacrificio con heroísmo. Estamos tristes, pero también estamos agradecidos y orgullosos por su servicio, y su convicción”, añadió.

El accidente ocurrió cuando el avión militar despegó del Aeropuerto Internacional Savannah/Hilton, en Georgia en dirección a Tucson (Arizona), donde iba a ser retirado de circulación.

El jefe militar agregó que dicho avión ayudó en la distribución de ayuda de bienes y materiales en la isla después del paso del huracán María y en el traslado a Puerto Rico de residentes de varias Islas Vírgenes Británicas tras el huracán Irma.

La Guardia Nacional puertorriqueña, a su vez, informó el pasado fin de semana que la Fuerza Aérea de Estados Unidos determinará las causas del accidente aéreo.

Rivera dijo, además, que habrá dos paneles de investigación para conocer las causas del accidente del avión militar WC-130.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta