Grupos latinos rechazan una ley que limita demandas por defectos de construcción

0
314
El gobierno ha publicado unos datos que indican que lel gasto en construcción en los Estados Unidos lleva sus peores registros desde hace siete meses. ArCHIVO
El gobierno ha publicado unos datos que indican que lel gasto en construcción en los Estados Unidos lleva sus peores registros desde hace siete meses. ArCHIVO

Denver (CO), 25 nov.- La posible aprobación hoy de una ley en Denver, Colorado, que limita iniciar acciones legales contra constructoras en caso de detectarse defectos en las viviendas restringirá el acceso de los hispanos a la justicia, afirmaron dirigentes latinos locales.

“En lo que respecta a viviendas, las familias latinas con ingresos bajos o moderados necesitan la posibilidad de iniciar acciones judiciales si se detectan defectos en las viviendas que compraron”, expresó Christine Alonzo, directora de la Organización de Liderazgo Latino, Defensoría e Investigaciones de Colorado (CLLARO).

“Si hubiese defectos en esas casas, los compradores deberían tener acceso completo y adecuado a la manera más efectiva de reparar esos defectos sin demora”, agregó.

Alonzo señaló que “todos” aquellos que resulten perjudicados deben tener acceso equitativo al sistema legal.

Lone Tree, Lakewood y Commerce City, en el área de Denver, ya aprobaron medidas para limitar las demandas judiciales contra constructoras, pero en ninguna de esas ciudades existe un número tan alto de latinos como sucede en Denver.

Según el alcalde local, Michael Hancock, la falta de protección de las constructoras en contra de demandas judiciales ha “deprimido el mercado de la construcción” en la capital de Colorado.

El gobierno local consideró que la aprobación de la nueva ordenanza fomentaría la construcción y venta de condominios al reducir el riesgo de acciones legales.

Si la nueva ley se aprobara, entonces los edificios de apartamentos ya no serán considerados como defectuosos si cumplen con los códigos urbanos vigentes.

En caso de incumplimiento, el problema sólo podrá llegar a la justicia si hubo heridos o daños mayores y si la mayoría de los dueños de los apartamentos acepta apelar a la justicia.

Además, la ordenanza exige que los propietarios contraten a sus propios expertos para verificar los defectos en la construcción, y a la vez impone límites en el tiempo máximo para presentar esa información antes de iniciar una demanda judicial.

Para Alonzo, se trata de “un proceso injusto que beneficia a las constructoras que escribieron estas reglas”.

La nueva iniciativa, sostuvo la dirigente, complicaría aún más la situación de los latinos ya que nueve de cada diez latinos son discriminados al buscar viviendas, según un reporte de 2013 del Centro de Viviendas Equitativas de Metro Denver.

“La nueva ordenanza creará aún más impedimentos en la habilidad de los dueños para recuperarse de construcciones imperfectas”, puntualizó Alonzo.

“Por eso, y porque no existe evidencia que la aprobación de la ordenanza llevará a la construcción de más viviendas para personas de bajos ingresos, le pedimos al concejo municipal que vote en contra”, concluyó.

ad

No hay comentarios

Dejar respuesta