Jessica Jaramillo

Tanto el Gobierno de India como el de Venezuela, han atribuido su decisión de sacar ciertos billetes de circulación a su voluntad de acabar con la corrupción. Las autoridades indias aseguran que la medida monetaria obligaba a los que usurpan dinero en efectivo procedente de actividades ilegales a reportarlo oficialmente o arriesgarse a perderlo todo, una vez los billetes viejos dejará de ser aceptados en los comercios.

La compleja situación que se vive en Venezuela luego del accidentado retiro de circulación de los billetes de 100 bolívares tiene un antecedente claro y reciente. Hace poco más de un mes, India anunció que dejaban de tener validez cerca de 20.000 millones de billetes de rupias en varias denominaciones. Tal como ocurrió con la decisión de las autoridades en Caracas, la medida del Gobierno en Nueva Delhi.

Creó turbulencias en la economía y un amplio rechazo de la población. La guerra contra los billetes en India ha llevado a muchos a concluir que sacar de circulación de la noche a la mañana determinados billetes es una solución drástica cuyos enormes costos ponen en duda sus posibles beneficios. Pero por el momento el Gobierno del presidente Nicolás Maduro en Venezuela insiste en completar una medida parecida.

Ese día el primer ministro Narendra Modi salió en televisión para anunciar sin previo aviso que en las siguientes cuatro horas saldrían de circulación los billetes de 500 y 1000 rupias, siendo reemplazados por nuevas denominaciones de papel moneda. Pese a que los billetes viejos no serían aceptados ya en los comercios, los habitantes de India tendrían hasta el 30 de diciembre para cambiar su moneda en los bancos.

Lo que siguió en India fue una situación caótica que anticipó lo que ha estado ocurriendo en Venezuela escasas semanas después. Los billetes retirados constituyen cerca de 80% de todo el circulante en India, un país en el que 90% de las transacciones se hacen en efectivo, asegura Soutik Biswas, corresponsal de la BBC en India. En Venezuela la explicación ha sido más compleja.

El Gobierno  ha dicho que su intención al sacar de circulación los billetes de 100 bolívares era desbaratar una conspiración de mafias extranjeras de bandidos, que supuestamente estaban acaparando moneda venezolana como parte de la guerra económica contra la Revolución Bolivariana. La drástica decisión de sacar de circulación millones de billetes, ha afectado de manera desproporcionada a los pobres en India, y seguramente lo hará también en Venezuela.

 

——————————————————————————
USA Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta