Zulay Hernández.

Desde los tradicionales juegos infantiles hasta aquellas improvisaciones de nuestros padres o abuelos todos traen bellos recuerdos de infancia. Esta idea es para quienes disfrutan compartiendo historias a niños o adultos y con habilidades para crear y recrear personajes, esos protagonistas de las historias narradas.

El cuento es un género literario que sirve para expresar un tipo especial de emoción de signo semejante a la metáfora de la poesía pero cerca de la novela, por tratarse de una narración que la diferencia la intención y la técnica.

Para contar un cuento hay varios pasos que se deben tomar en cuenta: seleccionarlo, adaptarlo si fuera preciso, preparar su presentación, emplear un tono de voz tranquilo, reposado, persuasivo, convincente, fácil de oir y agradable de escuchar, hacerlo de manera sencilla, lógica, dramática y con entusiasmo.

En primer lugar, el narrador debe haber asimilado el relato y haberlo sentido antes de difundirlo, por simple que pueda parecer, es la única forma de hacerlo llegar a los demás.

Se habla de asimilación y no de memorización, ya que esto último destruiría la libertad de narrar, la espontaneidad, sustituiría la forma por la idea. El relato se debe contar como una experiencia propia que fluye del recuerdo, acompañado de las figuras literarias.

La expresión dramática es entonces uno de los elementos principales del narrador, lo cual no significa que el cuentacuentos deba comportarse como un actor teatral, sino ponerse en la piel del personaje, narrar algo que vivimos desde dentro para que el oyente pueda imaginarse las escenas a su manera ayudados por las técnicas de contar y llevados a cabo de una forma totalmente espontánea.

Había una vez online.

Aun estando en la otra punta del hemisferio del cuenta cuentos puede escuchar la historia antes de irse a dormir. Se compilan cuentos de otros autores o historias propias, se suben a un sitio web y el público podrá descargarlos para leerlos offline. Una manera de crear un club de lectores de historias por la web. También así dar a cada cuento un formato multimedia, donde el lector pueda escuchar su voz, ver los personajes de la historia y oír la música que acompaña el relato, lo que nos pone a la par con la tecnología.
 

——————————————————————————
USA Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta