Asunción, 15 may.- El presidente de Paraguay, Horacio Cartes, presidió su último desfile militar de sus cinco años de legislatura, acompañado por la vicepresidenta Alicia Pucheta y el presidente electo, el oficialista Mario Abdo Benítez, durante las celebraciones en Asunción del Día de la Independencia.

Cartes comenzó los actos con el izado de bandera en el Palacio de López, la sede presidencial, y a continuación acudió a la Catedral Metropolitana para el rezo del tedeum.

El todavía mandatario acudió acompañado por Pucheta y se unió en el templo a los ministros del Gabinete y a los embajadores de los países acreditados en el país para cumplir con este rezo de acción de gracias.

Abdo Benítez, que asumirá el 15 de agosto, también participó en el acto religioso, donde se pudo ver al expresidente paraguayo Juan Carlos Wasmosy (1993-1998) y a algunos congresistas.

Los asistentes escucharon en los cerca de 30 minutos que duró el rezo la lectura de la parábola del administrador astuto, recogida en el Evangelio de San Lucas, a la que luego se refirió el arzobispo de Asunción, Edmundo Valenzuela.

“Jesús elogia al que cumple sus deberes con los valores propios de una buena administración, dedicación, transparencia, rectitud y servicio”, dijo Valenzuela en su sermón.

Tras el servicio religioso, los políticos y los embajadores se trasladaron a la Costanera, el paseo fluvial, para presenciar el desfile militar con motivo del Día de la Independencia, en el 207 aniversario de la independencia de la Corona española.

A lo largo de los cerca de tres kilómetros de la Costanera, cientos de paraguayos se congregaron desde bien temprano para presenciar el paso de sus Fuerzas Militares y sus distintos cuerpos.

El comandante de las Fuerzas Militares, Hugo Milciades Scolari, respetó el protocolo y se acercó hasta la tribuna presidencial para solicitar a Cartes el permiso para comenzar los actos.

Durante unas tres horas, los militares de distintos destacamentos caminaron ante las autoridades y la sociedad paraguaya, que aplaudió al paso de los soldados y policías.

1 Comentario

Dejar respuesta