Washington, 17 mar.- Un intruso que saltó la verja de la Casa Blanca el viernes de la semana pasada estuvo más de un cuarto de hora dentro del perímetro de la residencia presidencial hasta que fue detenido por el Servicio Secreto, informó este cuerpo.

Jonathan Tran, de 26 años, saltó la primera verja, de un metro y medio de altura, pasados 21 minutos de las once de la noche.

Ya dentro del perímetro de seguridad, Tran superó una barrera de unos dos metros y medio y otra de casi un metro.

A las 23.38, casi 17 minutos después de la intrusión, fue interceptado por el Servicio Secreto, que no dio ninguna explicación por el tiempo transcurrido hasta la detención.

El presidente, Donald Trump, estaba en la Casa Blanca en el momento de la intrusión.

Tran llevaba una mochila con dos latas de un aerosol de autodefensa, un libro de Trump, su pasaporte estadounidense y un ordenador en el que hallaron una carta dirigida al presidente con supuesta información sobre piratas informáticos rusos.

Cuando lo detuvieron, dijo: “Soy un amigo del presidente”, de acuerdo con los agentes.

Un juez dejó a Tran esta semana en libertad con la condición de que permanezca en la residencia de sus padres en California a la espera de un juicio en el que, de ser hallado culpable, se enfrenta a una condena de hasta diez años de cárcel.

Trump dijo tras el incidente que los agentes del Servicio Secreto hicieron “un gran trabajo” interceptando a Tran, “una persona con problemas”.

Esta información sale a luz el mismo día en el que se ha sabido del robo de un ordenador propiedad de una empleada del Servicio Secreto que contenía información delicada sobre la Torre Trump y la investigación sobre los correos electrónicos de Hillary Clinton.

No hay comentarios

Dejar respuesta