Jerusalén, 16 mar.- Israel y EE.UU han avanzado en la búsqueda de una solución a la demanda israelí de que Washington tolere una cierta construcción en los asentamientos judíos en el territorio ocupado de Cisjordania y Jerusalén Este, informó la Oficina del primer ministro, Benjamín Netanyahu.

El espinoso asunto, que ha generado incontables condenas de Israel en foros internacionales y por parte de gobiernos extranjeros, amén de los palestinos, ha sido abordado en una nueva reunión entre Netanyahu y el enviado especial del presidente Donald Trump, Jason Greenblatt, la segunda en cuatro días.

El comunicado indica en ese sentido que ambos han tenido “otra discusión positiva sobre el interés común de EE.UU e Israel de promover una paz genuina y duradera entre Israel y los palestinos que fortalezca la seguridad de Israel”.

También han abordado la adopción de medidas para “promover el desarrollo económico palestino” y “han avanzado en el tema de la construcción en los asentamientos israelíes, de conformidad con el acuerdo entre Trump y Netanyahu, en Washington, el mes pasado para buscar un enfoque que refleje las visiones de ambos líderes”.

Según medios locales, Netanyahu quiere redefinir con la Casa Blanca una política que permita a Israel construir en las colonias sin arrastrar las quejas que generaba en el anterior gobierno de Barack Obama.

Greenblatt se encuentra en la zona desde comienzo de esta semana y ha mantenido reuniones con altos líderes palestinos e israelíes, en la que es la primera visita en el terreno de un alto asesor presidencial que estará involucrado en los esfuerzos de la nueva administración para poner fin al conflicto palestino-israelí.

También se ha entrevistado con el líder de la oposición, Itzjak Herzog, quien le ha expuesto su visión de una posible solución, y con el Consejo de Instituciones Religiosas en Tierra Santa, que reúne a organismos y representantes de las tres religiones monoteístas.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Diez + cuatro =