La Cámara de Comercio Española en Puerto Rico homenajea a las Hermanas Siervas de María

0
601
Fotografía del 11 de noviembre de 2011, de la monja sor Prudencia, una de las hermanas de las Siervas de María en Puerto Rico, al ondear la bandera española desde el convento donde residen. EFE/Archivo
Fotografía del 11 de noviembre de 2011, de la monja sor Prudencia, una de las hermanas de las Siervas de María en Puerto Rico, al ondear la bandera española desde el convento donde residen. EFE/Archivo

San Juan, 11 abr (EFE).- La Cámara Oficial Española de Comercio en Puerto Rico ha homenajeado a las Hermanas Siervas de María del Viejo San Juan por la labor en favor de los enfermos y necesitados que las religiosas de origen español realizan hace décadas en la isla caribeña.

La institución informó hoy a través de un comunicado de que el acto estuvo encabezado por el cónsul general de España en Puerto Rico, Eduardo Garrigues, que destacó el esfuerzo desinteresado de las religiosas por la sociedad.

El acto contó también con la presencia del presidente de la Cámara Oficial Española de Comercio en Puerto Rico, Ramón González Simounet, quien recordó los lazos que las religiosas mantienen con su país de origen a pesar de la larga distancia física.

González Simounet destacó que el patriotismo de las monjas queda demostrado con la tradición de ondear la bandera de España cada vez que un barco de pabellón del país ibérico entra en el puerto de San Juan.

“Esta tradición demuestra el sentimiento de cariño y recuerdo de una tierra lejana pero hermana”, dijo González Simounet.

La historia de la bandera cuenta que el último barco español en dejar Puerto Rico tras la pérdida de la colonia, en 1898, el “Antonio López”, fue hundido cuando salía de la Bahía de San Juan por un acorazado estadounidense.

Uno de los supervivientes pudo llegar moribundo a la orilla de la bahía, donde un compatriota le tendió la mano en ayuda.

El moribundo le entregó antes de fallecer la bandera española que ondeaba en el “Antonio López” haciéndole prometer que nunca llegaría a manos extranjeras, lo que dio origen a la costumbre que hasta ahora se mantiene.

Las más de 20 religiosas que residen en este convento, todas enfermeras tituladas, además de ayudar a los enfermos que no tienen dónde recuperarse visitan casas particulares y hospitales para dar asistencia a personas que no pueden valerse por sí mismas y carecen de apoyo familiar.

La Cámara Oficial Española de Comercio en Puerto Rico es una entidad sin fines de lucro que cumple 85 años de apoyo a las empresas españolas y puertorriqueñas en favor del intercambio económico entre ambos territorios.

 

ad

No hay comentarios

Dejar respuesta