Bruselas, 18 oct.- La Comisión Europea (CE) propuso un plan de acción para ayudar a los países a proteger sus espacios públicos de posibles atentados, que pretende dificultar el acceso de los terroristas a las fuentes de financiación.

Con el plan, que incluye más de 118 millones de euros para financiar ese tipo de medidas, Bruselas pretende responder a la “creciente amenaza” a los “lugares públicos”, demostrada en los recientes ataques en Barcelona, Londres, Manchester y Estocolmo, explicó el comisario europeo de Seguridad, Julian King.

En rueda de prensa, el comisario indicó que la CE va a intensificar la ayuda para responder a esas amenazas, dificultando el acceso de los terroristas a fuentes de financiación y a los materiales para fabricar explosivos.

El objetivo es “hacer más” a nivel comunitario, facilitando la cooperación, la información compartida y las mejores prácticas entre países.

Para financiar las medidas para mejorar la protección, la CE propuso 118,5 millones de euros, que cubrirían iniciativas a corto, medio y largo plazo.

Por un lado, incluyen cien millones de euros para ayudar a las ciudades a invertir en soluciones de seguridad.

Por otro, Bruselas hizo un llamamiento a propuestas de proyectos a través del “Fondo de Seguridad Interior” por valor de 18,5 millones de euros, con el fin de apoyar los proyectos entre países que mejoren la seguridad de los espacios públicos.

En particular, supondría un aumento de la financiación de medidas a corto plazo para “abordar las necesidades inmediatas”.

La CE explicó que está recopilando ideas de ciudades sobre soluciones innovadoras en materia de seguridad, para preparar las convocatorias públicas de propuestas que serán presentadas en octubre de 2018.

A la vez, el comisario anunció que la CE publicará el próximo año orientaciones para ayudar a los países a abordar aspectos relacionados con la protección de los espacios públicos y a aumentar la concienciación de la población.

También creará una red de seguridad de alto riego en noviembre como plataforma para mejorar la preparación ante atentados.

Además, establecerá un foro de operadores para fomentar las asociaciones entre el sector público y el privado en materia de seguridad.

Ello permitirá colaborar con operadores privados, como centros comerciales, organizadores de conciertos, recintos deportivos y empresas de alquiler de automóviles.

Por otra parte, el Ejecutivo comunitario propuso un plan de acción para intensificar la preparación y coordinación frente a los atentados con sustancias químicas, biológicas, radiológicas y nucleares (QBRN).

En particular plantea “medidas inmediatas para impedir la utilización abusiva” de las sustancias con las que se fabrican explosivos.

Otra de las medidas que propone la CE es apoyar a la Policía y autoridades judiciales en las investigaciones penales en las que se encuentran con documentos cifrados, brindándoles apoyo técnico, nuevas herramientas y la creación de una red de expertos.

Asimismo, Bruselas propone el refuerzo de la cooperación con terceros países en la lucha contra el terrorismo.

La CE presentó su décimo primer informe sobre la Unión de la Seguridad, que establece un paquete de medidas que serán desarrolladas en los próximos 16 meses.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

15 − 15 =