Los Ángeles, 16 mar .- La máxima responsable de la Corte Suprema de Justicia de California, Tani Cantil-Sakauye, pidió a las autoridades federales que no usen las cortes judiciales como “carnada” y no realicen arrestos dentro de estos edificios públicos.

“Los tribunales no deben usarse como carnada en la aplicación necesaria de las leyes de inmigración”, destacó la juez en una carta enviada al fiscal general, Jeff Sessions, y al secretario de Seguridad Nacional, John Kelly.

La máxima magistrada de California agregó que los tribunales sirven como un “foro vital para asegurar el acceso a la justicia y proteger la salud pública”.

“Las políticas de aplicación (de la ley) que incluyen el acecho en tribunales y el arresto de inmigrantes indocumentados, la gran mayoría de los cuales no representan ningún riesgo para la seguridad pública, no son ni seguros ni justos”, reclamó Cantil-Sakauye.

Organizaciones defensoras de los indocumentados y de los derechos civiles han denunciado en las últimas semanas arrestos de indocumentados que se han producido en cortes de California, Nueva York y Texas, entre otros estados.

Uno de los casos de detención se presentó en la corte del condado de Travis en Austin, Texas, cuando agentes federales arrestaron a Juan Coronilla Guerrero, un indocumentado que había sido deportado en 2008 y que tenía orden de expulsión por reingreso ilegal al país.

El inmigrante se presentó en la corte el 3 de marzo para comparecer por dos cargos menores de violencia familiar y posesión de marihuana.

Después de su audiencia fue detenido cuando se disponía a salir del edificio.

En una declaración, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) manifestó que los pocos casos de arrestos en edificios donde funcionan las cortes se han presentado “después de agotar otras opciones” y no poder localizar a la persona en otros lugares, como su residencia o su trabajo.

La entidad igualmente resaltó que muchas agencias de policía locales no colaboran con las peticiones del ICE, por lo que muchos criminales indocumentados quedan sueltos en las calles.

Otros casos que han sido informados sobre detenciones en las cortes incluyen a Irvin González, una mujer transgénero de 33 años arrestada en una corte en El Paso, Texas, el pasado 9 de febrero.

González, que había ido acompañada de una trabajadora social para obtener una orden de protección judicial contra un exnovio que supuestamente abusaba de ella, había sido deportada seis veces desde 2010.

El 21 de febrero, al salir de una audiencia de libertad condicional en Pasadena, California, fue detenido otro inmigrante mexicano que había sido deportado previamente y tenía una condena por tráfico de drogas, según informó su abogado, Octavio Chaidez.

En la corte criminal del condado de Nueva York, los agentes de inmigración se han presentado varias veces en los últimos días y han tomado al menos a un individuo en custodia, según informó Stan German, director ejecutivo de los servicios de defensoría del Condado de Nueva York.

“Solicito respetuosamente que se abstengan de este tipo de aplicación de la ley en las cortes de California”, pidió la magistrada en su misiva a los altos funcionarios de la administración del presidente Donald Trump.

ad

No hay comentarios

Dejar respuesta