Thais Hernández.

El presidente Nicolás Maduro realmente esta desvinculado de la realidad de todos los venezolanos, hablar sobre el proyecto de instalación de una fábrica de fusiles Kaláshnikov para el 2018, a través de su cuenta twitter, cuando todos los venezolanos están pasando hambre será que vamos a comer fusiles. Este es un plan de producción del Gobierno ruso.

Venezuela es un país que ha dejado de producir desde hace un tiempo, no hay comidas, industrias no existe absolutamente nada, un país donde todas las inversiones se fueron a otros países, dependemos totalmente de un mercado de importaciones, ya no existe lo que se llama producción nacional.

Crear un plan de producción de fusiles entre el Gobierno ruso y venezolano que beneficios nos trae para la crisis alimentaria que está atravesando nuestro país, donde tenemos una Venezuela con hambre, sin medicinas, ya podemos decir que tenemos claras las prioridades del presidente venezolano Nicolás Maduro.

Actualmente los venezolanos no tienen suficientes alimentos, las importaciones de ciertos productos es impresionantes, los cuales son vendidos en el país a precios exorbitantes, no se consiguen los productos de primera necesidad como la harina pan, mantequilla, la azúcar, leche en polvo, aceite, huevos entre otros.

Los venezolanos no pueden comprar carnes y pollos, ya que los mismos están sobrevalorados, los precios de la carne están alrededor de los 100.000 bs. Y el pollo a 35000 bs, aunque el gobierno diga que los precios están regulados, pero los comerciantes siguen vendiendo a esos precios.
La crisis alimentaria ha llevado a familias a salir a la calle a buscar comida en la basura, y estas personas no se encuentran en situación de indigencia, en ocasiones solo cuentan con un solo sueldo y eso en Venezuela no es nada, vivir con un solo es algo imposible, eso ha llevado cuadro de desnutrición en los niños adultos y mujeres embarazadas.

Los venezolanos podíamos contar ante con los programas de subsidio de alimentos como Mercal, Pdval, y Bicentenario pero estos programas no cuentan tampoco con la disponibilidad de alimentos, han disminuido están en decadencia. Dentro de las instituciones educativas existen los famosos programas de alimentación escolar los cuales han bajado en calidad.

La crisis alimentaria en Venezuela son por las malas políticas económicas y sociales llevadas por este Gobierno, que solo cuenta una industria nacional improductiva, por los controles de las divisas que hacen difícil la entrega de dólares para la importación de los productos básicos, el contrabando de los alimentos a otros países fronterizos especialmente Colombia.

—————————————————————————————–
USA Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

No hay comentarios

Dejar respuesta