Fabián Pozo

Derecho, Economía, Política y Rock n'roll, Ecuatoriano, escribiendo desde el sur del Ecuador, con tinta de Fender Stratocaster. Palabras en vez de balas, guitarras como metrallas

La Ley de Comunicación en Ecuador: temas clave

La Ley de Comunicación en Ecuador: temas clave

Fotografía de un quiosco donde se vendía el 6 de septimebre de 2010, en Quito, Ecuador, el "Periódico Popular", que en su viñeta se identificaba como "El Verdadero" y que salió a circulación aquel día en todo el territorio ecuatoriano. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, había creado ya entonces una verdadera red mediática en tan solo cuatro años de gobierno que aquel día amplió con la puesta en circulación de un diario popular con el que competir con los periódicos sensacionalistas. EFE/José Jácome

ACLARATORIA: Dejo expresa constancia de que esta columna se escribe con fecha anterior a la entrada en vigencia de la Ley de Comunicación en Ecuador, esto es jueves 13 de junio de 2013. Sin embargo, se observan todas las reglas y disposiciones contenidas en ella.

El día de mañana se aprobará la tan discutida Ley de Comunicación en Ecuador, dado que el Oficialismo cuenta con mayoría absoluta en la Asamblea. El proyecto, discutido en varias versiones desde hace más de cuatro años, finalmente fue dado a conocer a los Asambleístas ayer a las 6pm, tras de ser retocado por la bancada de PAÍS, aún cuando ya habían pasado los dos debates que exige el procedimiento legislativo.

Hoy se someterá a votación en una sesión de 40 minutos, sin discusión previa de los cambios introducidos ayer, así lo ha dicho la presidenta de la Asamblea.

Muy aparte de mi opinión personal –la mejor ley de comunicación es la que no existe-, comentaré algunos temas clave, otros discutibles y algunos preocupantes de la nueva ley de comunicación ecuatoriana. Si usted tiene una agencia de publicidad, usa redes sociales o suele opinar de política, le recomiendo lea los siguientes párrafos.

1.- LA COMUNICACIÓN ES CONSIDERADA UN SERVICIO PÚBLICO

Siguiendo la idea de los servicios públicos impropios, la ley llama “Servicio público” a la comunicación. Esto implica que, como todo servicio público, sea sometido a controles, permisos y regulaciones. A mi criterio, como muchos tuiteros, creo que la comunicación es un derecho humano, y la información y el Periodismo no son “servicios públicos”, sino al contrario “servicios al público”.

2.- LA SUPERINTENDENCIA DE COMUNICACIÓN Y EL CONSEJO DE REGULACIÓN

Se crean estos dos órganos reguladores. Entre ambos, se distribuyen las facultades de sanción y de supervisión de contenidos y opiniones que no se ajusten a la nueva ley. Esta superintendencia,  cuyo personero es nombrado de una terna dada por el Presidente, así como el Consejo integrado por delegados de la presidencia y otras entidades del sector público, tiene capacidad de sanción administrativa sobre los medios, las concesiones de frecuencias y el contenido publicado, entre otras.

3.- LAS FRECUENCIAS: NUEVA DISTRIBUCION

La ley ordena que del total de frecuencias radioeléctricas, un 33% pertenezcan al sector público, un 33% al sector privado y un 34% al sector comunitario, que abarca comunas, pueblos y nacionalidades, sin que pueda tener fines de lucro.

Es preocupante que el financiamiento y capacitación para el manejo de estas últimas provenga solamente del sector público, ya que según algunas opiniones, en la práctica dada esta particularidad, este 34% comunitario sería replicante de lo dictado por lo público, dadas las restricciones, facultades para revocar concesiones y facultades sancionadoras de los organismos encargados.

También preocupa qué sucederá con el sector privado, que actualmente ocupa un 84% del espectro, principalmente a través de radios locales, al reducirse este porcentaje. ¿Qué ocurrirá con los restantes?

4.- PUBLICIDAD HECHA EN ECUADOR

La publicidad tendrá un antes y un después. La ley prohíbe expresamente la importación de piezas publicitarias extranjeras (art.98). Además, exige que el 80% de los participantes en un clip sean nacionales. También se ordena que el 10% del presupuesto anual de publicidad de los anunciantes privados (empresas y ciudadanos) se invierta en medios de cobertura local o regional, según un reglamento por emitirse.

Al menos el 60% de contenido audiovisual en el horario apto para todo público (de 6am a 6pm) deberá ser producción nacional, y al menos un 10% deberá ser producción independiente.

Finalmente, la producción de publicidad nacional deberá ser producida por personas naturales o jurídicas ecuatorianas (en este caso, además, que la mayoría de accionistas sean ecuatorianos o extranjeros radicados en Ecuador) y cuya nómina para la realización y producción sea al menos un 80% constituida por ecuatorianos o extranjeros radicados en Ecuador.

Si se incumple con estas disposiciones, se sancionará con una multa del 50% de lo recaudado por esa pauta.

Debe tenerse en cuenta que se considerará producción nacional solo cuando el 80% de los participantes en su elaboración sean ecuatorianos o extranjeros residentes legalmente en Ecuador.

PUBLICIDAD DE ALIMENTOS Y BEBIDAS: a partir de esta ley, toda publicidad de alimentos o bebidas deberá contar con autorización previa del Ministerio de Salud.

5.- MUSICA NACIONAL AL 50%.

Ya no será necesario encontrar en YouTube a Delfín hasta el fin. Los programas musicales deben transmitir al menos 50% de música producida, compuesta o ejecutada en Ecuador en todos sus horarios, con el correspondiente pago de los derechos de autor, salvo las estaciones temáticas especializadas.

También, los medios de comunicación televisiva deberán adquirir los derechos de al menos dos largometrajes de producción nacional independiente al año.

6.- INTERNET Y COMENTARIOS

Los medios digitales ecuatorianos también deberán hacer algunos cambios, en especial respecto a los espacios destinados a comentarios, debajo de sus posts o noticias.

El art. 20 de la ley establece que los comentarios debajo de publicaciones electrónicas serán responsabilidad de sus autores solamente si se cumplen las siguientes condiciones: a) que se informe claramente al usuario sobre su responsabilidad al emitirlos b) que se generen registros de datos que permitan identificarlos tales como nombre, correo electrónico o cédula y c) diseñar mecanismos de autorregulación que eviten y permitan la denuncia de contenidos lesivos de derechos.

Por esto, es previsible –y posiblemente aconsejable- que se eliminen los espacios destinados a comentarios, ya que nadie quiere correr el riesgo de ser sancionado por ellos.

Respecto a las redes sociales, un muy mal redactado art.4 dice: “Esta ley no regula la información u opinión que de modo personal se emita a través de Internet. Esta disposición no excluye las acciones penales o civiles a las que haya lugar por las infracciones a otras leyes que se cometan a través de internet”.

En virtud de esto, quedan a salvo solamente los datos y opiniones personales en materia administrativa, mas no en lo civil y penal, a pesar de que de la pésima redacción se puede interpretar también que esta disposición pone a salvo dichas opiniones incluso de las demás leyes (la redacción en doble negación: al decir “No regula” y luego decir “No excluye”, la consecuencia lógica es que “incluye”, por lo que la disposición de “no regular” incluiría otras leyes… Sin embargo sabemos, que esa no era la intención del Redactor).

Los medios solamente podrán reproducir mensajes de las redes sociales cuando el emisor esté debidamente identificado, so pena de incurrir en la misma responsabilidad anteriormente señalada.

7.- POSICIÓN SOBRE ASUNTOS JUDICIALES

Lo que hemos conocido como periodismo investigativo deberá tomar una nueva forma. La nueva norma prohíbe tomar una posición institucional acerca de un caso judicial, hasta que exista sentencia. Además, obliga a los medios a contar con ambas partes en el mismo espacio para contrastar versiones, o a expresar la negativa de una de ellas a participar.

También, de acuerdo al art. 27 de la ley, debe proporcionarse a ambas partes el mismo espacio, página y sección, además de contar con ambas partes en el mismo espacio, simultánea o consecutivamente por el mismo espacio de tiempo.

Las sanciones pueden ser del 2% de la facturación de los últimos tres meses. Esta restricción se complementa con múltiples referencias al contenido, al defensor de las audiencias y a la especial figura del linchamiento mediático.

8.-LINCHAMIENTO MEDIÁTICO

Este curioso nombre se ha dado a la conducta prohibida por el art. 26 de la Ley que dice: “Queda prohibida la difusión que, de manera directa o a través de terceros, sea producida de forma concertada y publicada reiteradamente a través de uno o más medios de comunicación con el propósito de desprestigiar a una persona natural o jurídica o reducir su credibilidad pública”.

Esta ambigua disposición sancionatoria, hace posible sanciones por una multiplicidad de conductas normales en el periodismo, si la autoridad así la interpreta.

Algunos tuiteros han comentado que, bajo esta figura, la difusión de manera reiterada de información acerca de casos polémicos como el de Pedro Delgado, ex presidente del Banco Central y primo del presidente, hoy prófugo, o el de Jorge Glas Viejó, padre del vicepresidente, acusado de violación a una menor que quedó embarazada producto de ello, también fuera del país, hubiese sido considerada como “linchamiento mediático” y que, ante la posición oficial de entonces, nunca hubiesen podido salir a la luz.

9.- EL DEFENSOR DE LA AUDIENCIA

Existe además una disposición que no está clara: cada medio de carácter nacional deberá contar con un “Defensor de la Audiencia”, funcionario independiente del medio pero aparentemente contratado por éste (no queda claro si sería funcionario público) designado por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (de tendencia oficialista) a través de concurso de oposición y méritos, que supervisará los contenidos y su concordancia con la ley.

10.- EXIGENCIA DE TÍTULO DE PERIODISTA

Según el art. 42 de la Ley, para ejercer el periodismo, se requerirá título profesional de periodista o de comunicador, salvo los espacios de profesionales o expertos en otras ramas en sus columnas especializadas y los espacios destinados a opinión.

11.- CADENAS NACIONALES EN TV PAGADA

Quien pagaba TV por cable o por satélite con el fin de evitar la publicidad gubernamental o las reiteradas cadenas nacionales, las sabatinas y demás, ya no tiene escapatoria. La ley obliga a las proveedoras de servicios pagados a enlazarse a las cadenas nacionales cuando por excepción así se disponga.

ALGUNOS COMENTARIOS EN VIRTUD DE ESTO:

Dadas las regulaciones de la nueva ley, en especial por las citadas arriba, puede darse lo siguiente:

1.- Al tener que obligatoriamente contratar agencias de publicidad nacional, con las obligaciones exigidas en la ley, se puede volver cara una agencia nacional y –sin restar méritos a la producción nacional- la calidad, al no haber competencia extranjera, puede bajar.  (¿ADIÓS BÁRBARA BLADE?). Capitalismo al rescate: excelente momento para las agencias de marketing digital.

2.- Acerca de la cuota obligatoria de música nacional, debo decir que soy gran fan del Rock nacional, me encanta BASCA, Viuda Negra, Anima Inside, entre otras. Sin embargo, creo en la libertad del usuario para elegir qué escuchar, sea nacional, extranjero o extraterrestre. Capitalismo al rescate: gran momento para ponerse radios online con servidores fuera, además de acudir a JANGO o SPOTIFY.

3.- Ante la inminente llegada de las cadenas nacionales a la TV pagada, será un gran momento para las televisoras online, Apple TV y similares. Netflix podría hacer buenos negocios en Ecuador. Así que si no desea que le interrumpan el partido de fútbol con una cadena, agradezca que el capitalismo ha inventado rojadirecta.com o justintv.

4.- Dragon Ball era mi serie favorita cuando niño, y si bien me encantan las artes marciales, no me considero una persona violenta. Dada la regulación de contenidos y franjas horarias, solo se podría transmitir pasadas las 6pm por ser “incitación a la violencia”. De igual manera, hubo ya algún asambleísta que consideró al “Chavo del Ocho” como discriminatorio y sugirió su prohibición. Espero que eso no llegue a pasar.

5.- Al requerirse título de periodista para el desempeño permanente de una actividad informativa, muchos de los periodistas “clásicos” nacionales deberán dejar la actividad, pues muchos de ellos no cuentan con títulos.

6.- Finalmente, respecto al periodismo investigativo y en especial de los editoriales críticos, se verán seriamente restringidos por las posibles sanciones y el llamado linchamiento mediático. Espero que los blogs y diarios online con servidores fuera sean refugio de algunos grandes investigadores.

La comunicación, la información, a mi criterio, como derechos humanos, están fuera del ámbito de decisión de las leyes, incluso de las mayorías y la democracia. La exigente regulación aquí comentada invade espacios antes impensables para el Estado. Por suerte, siempre quedan caminos para expresarse, formas nuevas que descubrir y explorar, nuevos medios que, como dije anteriormente, demuestran que el afán regulatorio y la rigidez de las normas como las conocemos no están a la altura de la era de la información y la tecnología.

Para terminar, recomiendo ver el documental: “2081. Finalmente todos seremos iguales” Acerca de la pretendida igualdad a base de regulación, que muestra cómo nadie es superior, nadie es inferior, todos están peor, pues cuando lo extraordinario está fuera de la ley, solo los fuera de la ley podrán ser extraordinarios.


One thought on “La Ley de Comunicación en Ecuador: temas clave

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>