El Cairo, 6 dic.- La Liga Árabe convocó una reunión de emergencia de los ministros de Exteriores de la región para abordar la intención de Estados Unidos de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

La convocatoria de la reunión fue solicitada por Jordania, a petición de Palestina, después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, le haya comunicado a varios líderes árabes su intención de trasladar de Tel Aviv a Jerusalén la embajada estadounidense.

Trump llamó ayer al rey Abdalá II de Jordania, al presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, y al presidente palestino, Mahmud Abás, para comunicarles su decisión, que podría ser anunciada oficialmente.

La Liga Árabe ha expresado en los últimos días su preocupación por las intenciones de Estados Unidos, que juzga que pueden destruir por completo el proceso de paz y suponer una amenaza a la seguridad y estabilidad en Palestina y en la región.

Jerusalén Este, que los palestinos reclaman como capital de su futuro Estado, está ocupada por Israel desde la Guerra de los Seis Días, de 1967, y fue anexionada en 1980 en una decisión unilateral israelí que no reconoció la comunidad internacional.

Ningún país tiene su embajada en Jerusalén y el traslado de la sede diplomática estadounidense se entendería como el reconocimiento de la soberanía israelí sobre toda la ciudad, incluida la parte ocupada.

No hay comentarios

Dejar respuesta