Santiago de Chile, 17 mar.- La empresa Minera Escondida, la mayor productora de cobre del mundo, aceptó reunirse el próximo lunes con los dirigentes de los 2.500 trabajadores en huelga, con el fin de resolver el conflicto que lleva 37 días y que ha dejado millones de dólares en pérdidas.

El presidente de la minera, Marcelo Castillo, agradeció la disposición del Sindicato Nº1, a reunirse “cara a cara”, oportunidad donde se podrá explicar en detalle cada uno de los puntos contenidos en esta oferta de cierre.

Los trabajadores habían invitado a la empresa a un diálogo sobre tres puntos que, según el sindicato, han impedido un acuerdo para resolver el conflicto.

En un comunicado, los huelguistas instaron a que el diálogo se centre en tres puntos: equidad en los tiempos de descanso y jornada laboral, mantener las condiciones del antiguo contrato colectivo y que no existan diferencias de beneficios entre nuevos y antiguos trabajadores.

“Creemos que la respuesta de la empresa determinará el curso de la negociación colectiva, sin descartar ninguna de las opciones que contempla nuestro procedimiento legal” expresó el sindicato.

Minera Escondida “valoró” la decisión de reunirse y le propuso sentarse el día lunes 20 de marzo a las 15.00 horas (18.00 GMT), añadió Castillo en una rueda de prensa, en la que estuvo acompañado por Marco Lagos, Presidente de la Comisión Negociadora y el vicepresidente de Asuntos Corporativos, Patricio Vilaplana.

En su respuesta, la empresa informó al Sindicato que presentó en la Dirección del Trabajo una oferta de cierre que contempla remuneraciones fijas, bonos variables y beneficios, así como el bono de término de negociación, equivalente a 11,5 millones de pesos (unos 17 mil dólares), la reajustabilidad y el plazo del contrato colectivo.

La huelga, que se inició el pasado 9 de febrero, involucra a 2.500 trabajadores, tras el fracaso de la mediación por parte de la Dirección del Trabajo.

El sindicato demanda un aumento salarial del 7 % y un bono de 25 millones de pesos (unos 38.460 dólares) por trabajador, entre otros beneficios.

Escondida produce el 20 % del cobre chileno y un 6 % del cobre a nivel mundial y debido a la huelga, se dejan de vender unos 700 millones de dólares.

La australiana BHP Billiton tiene una participación del 57,5 % en la propiedad de La Escondida, entre cuyos accionistas minoritarios están la estadounidense Río Tinto y la japonesa Jeco Corporation.

POLITICAL HISPANIC

No hay comentarios

Dejar respuesta

8 + siete =