La Paz, 18 ene.- La ministra boliviana de Medio Ambiente y Agua, Alexandra Moreira, renunció al cargo, horas antes de su comparecencia ante el Parlamento donde debía ser interpelada sobre la crisis de abastecimiento de agua en parte de La Paz.

Moreira dijo a los medios que presentó su carta de renuncia al presidente Evo Morales durante el gabinete ministerial celebrado esta mañana y que el mandatario la aceptó, lo que “inhabilita” su presencia en la interpelación prevista para este miércoles en la tarde.

Justificó que, de todas formas, ha respondido a una decena de peticiones de informes escritos formulados por los congresistas y que uno de los informes enviados contenía básicamente las mismas preguntas que debía responder en su comparecencia en el Legislativo.

La dimisión de Moreira se dio al margen de la tradicional renuncia colectiva que suelen realizar los ministros de Morales al inicio de un nuevo año en la gestión de Gobierno para permitir al mandatario formar un nuevo equipo.

La renuncia colectiva suele ocurrir en torno al 22 de enero, el aniversario de la primera investidura del mandatario, que solamente ha ratificado al gabinete en pleno en dos ocasiones, en 2013 y 2016.

Diversos sectores han reclamado el cambio de Moreira desde que comenzó el problema de abastecimiento de agua en La Paz el pasado 8 de noviembre.

Un tercio de la población de esa ciudad, que es la sede del Gobierno y el Legislativo, tiene restringido el suministro de agua a través de las redes de distribución.

Los racionamientos, que después se ampliaron a algunas zonas de la ciudad vecina de El Alto, se debieron al descenso del nivel de los embalses que nutren a ambas urbes, debido a la escasez de lluvias y a la falta de previsión de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS) ante la sequía que azotó al país.

Por este problema, el presidente Morales destituyó en noviembre pasado a la autoridad nacional de regulación del sector de agua y al gerente de Epsas, pero mantuvo a Moreira al frente del Ministerio de Medio Ambiente y Agua.

La ahora ex ministra sostuvo que permaneció en el cargo “con la finalidad de atender de la mejor forma posible la emergencia que ha surgido en noviembre en los 94 barrios que se han quedado sin agua en La Paz”.

Aseguró que las tareas realizadas permitieron mejorar las condiciones de acceso al agua para la población afectada por el desabastecimiento y que están en marcha obras para aumentar el caudal del sistema que nutre a esos barrios.

Agradeció a Morales por haberle confiado el cargo durante casi dos años y señaló que “desde donde esté” continuará apoyando al “proceso de cambio”, como llaman al Gobierno los seguidores del mandatario

No hay comentarios

Dejar respuesta

10 − Nueve =