Tegucigalpa, 18 ene.- El guatemalteco Marco Antonio Villeda fue presentado en Tegucigalpa como juez internacional de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih), de la Organización de Estados Americanos (OEA).

En una rueda de prensa, el portavoz de la Maccih, el peruano Juan Jiménez, dijo que Villeda tiene 27 años de experiencia en Guatemala, donde extinguió propiedades de varios exfuncionarios señalados de corrupción en ese país.

La incorporación de Villeda a la Maccih implica que “la Misión se está haciendo más fuerte”, subrayó Jiménez, quien destacó la trayectoria del juez guatemalteco.

Señaló que Villeda recién se suma a la Misión de la OEA para acompañar el trabajo de investigación sobre casos de corrupción en Honduras.

Villeda es el juez que autorizó el embargo de los bienes del expresidente de Guatemala Otto Pérez Molina y su exvicepresidenta Roxana Baldetti, por sus posibles implicaciones en una trama de corrupción estatal.

Además, fue el encargado de investigar el asesinato del cantautor argentino Facundo Cabral en Guatemala en 2011, lo mismo que el desfalco al Instituto de Previsión Militar de ese país, caso por el que envió a juicio al expresidente guatemalteco Alfonso Portillo y dos ministros.

El juez guatemalteco se comprometió a “tratar de apuntalar la eficacia de la justicia hondureña” a través de la investigación de la Misión de la OEA.

“Espero en la medida de lo posible aportar la experiencia que ya hemos vivido en Guatemala a las funciones que ya está realizando la Maccih en Honduras”, subrayó.

La Maccih ha “trabajado bastante bien”, señaló Villeda, quien dijo que incorporarse a la Misión de la OEA representa “un reto personal”.

“Puedo entender la ansiedad que existe en la sociedad para que se dé un resultado de una manera más inmediata, pero tenemos que entender que en estos casos de corrupción, donde están involucrados personajes de alto nivel, son investigaciones bastantes completas”, resaltó.

Destacó, además, que la Maccih ha tenido “resultados mucho más inmediatos” que los que obtuvo la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) en sus primeros años, instalada en ese país desde 2007.

Villeda también ha ocupado cargos como juez de Paz Penal, de Garantías y Sentencia Penal, Juez de Extinción de Dominio y Magistrado de la Sala de Apelaciones de Mayor Riesgo y Extinción de Dominio en Guatemala.

El portavoz de la Maccih anunció además la creación de una oficina de la Misión en la ciudad de San Pedro Sula, norte hondureño, para “colaborar” con el Ministerio Público en las diferentes investigaciones de corrupción.

Señaló que la nueva oficina “duplicará la investigación de la Misión” de la OEA en Honduras, y anunció que esta semana se realizará un concurso internacional para incorporar a la Maccih dos nuevos fiscales.

“Este año vamos a duplicar los procesos de investigación” entre la Maccih y las autoridades hondureñas, subrayó Jiménez.

La misión anticorrupción, que inició operaciones en Honduras en abril de 2016, es la primera iniciativa de la OEA para combatir la corrupción en un Estado miembro.

No hay comentarios

Dejar respuesta