Londres, 24 mar.- La Policía británica interroga a nueve personas como parte de la investigación sobre el entorno de Khalid Massod, el autor del ataque de Londres que nació bajo el nombre de Adrian Russell Ajao y sobre el que pesa un largo historial delictivo.

El hombre que este miércoles sembró el pánico en Westminster, frente al Parlamento, tenía 52 años, nació en Kent (sureste inglés) y utilizó distintos nombres, el último Khalid Masood.

El currículo delictivo del agresor, conocido por los servicios secretos británicos, aunque nunca vinculado al terrorismo, se remonta al año 1983, e incluye posesión de armas de fuego y agresiones, de acuerdo con los medios locales.

En una declaración a los medios, el jefe de la unidad antiterrorista de Scotland Yard, Mark Rowley, confirmó el nombre original del agresor e indicó que otras dos personas han sido detenidas en relación con el ataque, elevando a 9 los arrestados.

La investigación está centrada en entender “la motivación, la preparación y los asociados” que tenía Masood para atentar, según explicó Rowley, al tiempo que se establece si éste actuó solo, se inspiró en propaganda terrorista o si contó con ayuda de terceros.

“Queremos escuchar a cualquiera que conociera a Khalid Masood bien, que sepa quiénes eran sus asociados y puedan facilitarnos información sobre los lugares que visitó recientemente”, dijo.

Scotland Yard también ha defendido que los dispositivos de seguridad que protegen el Parlamento son “proporcionados” frente a los que cuestionan ahora que el acceso al Palacio de Westminster constituye un punto débil, al permanecer el portón abierto durante la mayor parte del día.

“Los actuales dispositivos de seguridad han sido desarrollados a lo largo de muchos años por el Parlamento y están diseñados para proporcionar el acceso (al edificio) en equilibro con una seguridad proporcionada pero no demasiado intrusiva”, explicó el policía.

Por su parte, los medios locales revelan numerosos aspectos de la vida personal de Masood, que utilizó diversos alias.

A veces se hacía llamar Adrian Elms o Khalid Choudry, era hijo de madre soltera; residió en lugares como West Midland, Londres, Sussex y Luton, y tenía esposa y tres hijos.

El miércoles, bajo la identidad de Masood, arrolló con un vehículo a viandantes que cruzaban el puente de Westminster, dejando a su paso un reguero de heridos, para a continuación estrellar el coche contra la verja que rodea el Parlamento.

El agresor abandonó el coche y corrió hacia el edificio parlamentario, donde apuñaló mortalmente al policía Keith Palmer, para ser abatido, acto seguido, por disparos de otros agentes.

Los medios revelan, además, que el agresor había trabajado como profesor de inglés y se anunciaba como “británico, amigable y accesible” pese a su pasado de violencia, que en algún momento le llevó a pasar temporadas en la cárcel.

El tabloide “The Sun” dice que en 2004 Masood se casó con la musulmana Farzana Malik “y su vida cambió dramáticamente”, si bien no queda claro si su conversión se produjo entonces o más tarde.

Algunos vecinos del agresor hablan también de su personalidad “cambiante”, que se volvía “diabólica” al hablar de religión.

Horas antes de cometer el atentado, el terrorista abandonó un hotel de Brighton (sur de Inglaterra), en el que su gerente, Sabeur Toumi, le recuerda “riendo, bromeando y siendo educado” antes de pagar por su habitación y marcharse.

La Policía Metropolitana de Londres (Met) ha indicado que cinco propiedades han sido registradas, que ha concluido el registro de otras 16, y el número de material incautado asciende a 2.700 objetos.

Las víctimas mortales son ya cuatro, tras fallecer anoche en el hospital un hombre de 75 años, identificado como Leslie Rhodes, del barrio de Streatham, en el sur de Londres.

En el ataque, 50 personas resultaron heridas, de las que 31 fueron atendidas en el hospital, y dos siguen en estado crítico según los datos mas recientes.

Como parte de la investigación, los agentes han hablado con 3.500 testigos, entre ellos mil que estaban en el puente de Westminster y 2.500 delante del Palacio de Westminster.

Además del hombre de 75 años, el agresor mató al policía Keith Palmer, de 48 años; a la mujer de origen español Aysha Frade, de 43, y al turista estadounidense Kurt Cochran, de 54.

No hay comentarios

Dejar respuesta