Bruselas, 16 may.- El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, y el secretario general de la ONU, António Guterres, destacaron su apuesta por el multilateralismo en pleno debate sobre la continuidad del acuerdo nuclear iraní, tras la salida de Estados Unidos del pacto.

“En este mundo peligroso es absolutamente esencial preservar dos cosas: las instituciones de gobernanza multilateral y el Estado de derecho en las relaciones internacionales”, declaró Guterres durante una rueda de prensa después de reunirse con Juncker y los demás comisarios europeos.

El ex primer ministro portugués añadió que en ese contexto el papel de la Unión Europea (UE) es “absolutamente esencial” e instó a los Veintiocho a permanecer “más y más unidos”, ser “más y más efectivos” y estar “más y más presentes y que su voz sea más y más oída en las relaciones internacionales como un pilar central del multilateralismo en el mundo de ahora”.

Igualmente, alabó la “ejemplar cooperación” entre la ONU y la UE y llamó a hacerla “más intensa y fructífera”.

“La Unión Europea y la Comisión seguimos muy comprometidas con el sistema multilateral”, señaló, por su parte, el presidente del Ejecutivo comunitario, en referencia a la ONU.

Para Guterres, “por primera vez en muchas décadas” el régimen de no proliferación de armas nucleares y químicas “se está poniendo en cuestión”.

“Tenemos la Guerra Fría de vuelta, con una diferencia. No existen los mecanismos de diálogo, contacto y control que existieron en la pasada Guerra Fría para asegurar que las cosas no se salieran de control por cualquier tipo de incidente”, afirmó.

Guterres insistió en que en la actualidad se asiste a una multiplicación de conflictos en todas partes, “más y más entrelazados y vinculados a una amenaza global del terrorismo que sentimos que puede golpear en cualquier lugar del mundo”.

El diplomático también hizo referencia al cambio climático, la cuarta revolución industrial o la globalización que, en su opinión, “ha traído enormes beneficios, pero también han incrementado dramáticamente las desigualdades”.

Sobre el acuerdo nuclear iraní, el presidente de la Comisión Europea aseguró que no quiere verlo “arder” porque es “de importancia primordial” para la paz en Oriente Medio y el resto del mundo.

“Queremos mantener con vida el acuerdo concluido entre los diferentes socios e Irán. Nosotros no queremos ver arder este acuerdo porque pensamos que es de importancia primordial para la paz en la región afectada y, más allá, para la paz mundial”, dijo el político luxemburgués antes de acudir a la cumbre informal de mandatarios de la UE en Sofía.

En ese sentido, el presidente del Ejecutivo comunitario resaltó que le gustaría que esta noche los líderes de los Veintiocho alcanzaran un acuerdo “sobre una actitud común, un enfoque común, consensuado” en las relaciones con Washington en lo referente a Irán.

De todas formas, el ex primer ministro de Luxemburgo no quiso precisar las propuestas que la Comisión Europea planteará a los mandatarios en Sofía y destacó que no sería “acertado” anunciarlas antes.

El secretario general de las Naciones Unidas, por su parte, señaló que la ONU apoya “totalmente” los esfuerzos de Bruselas para “rescatar” el tratado nuclear con Teherán.

Agregó que en la reunión con Juncker y los demás comisarios europeos ha recibido “información detallada sobre las medidas en preparación” por parte del club comunitario y expresó su deseo de que “puedan tener éxito”.

Sobre posibles sanciones relacionadas con Irán, indicó que no espera ninguna iniciativa al respecto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en un futuro cercano.

La Unión Europea comenzó ayer a tomar medidas para garantizar la supervivencia del acuerdo nuclear iraní tras la ruptura unilateral por parte de EE.UU del pacto, cuya vigencia defienden con firmeza los Veintiocho al considerar que Teherán ha cumplido todos sus compromisos.

Por otro lado, Guterres manifestó su esperanza de que “prevalezca el sentido común” y se celebre la cumbre entre Corea del Norte y EE.UU en junio, después de que Pyongyang anunciara que se plantea cancelar la cita por el interés de Washington en que el régimen norcoreano desmantele de golpe y por completo su programa atómico.

No hay comentarios

Dejar respuesta