Miami, 16 ago.- La Universidad de Florida (UF) ha rechazado “por riesgos potenciales” la petición del Instituto de Política Nacional (NPI), un grupo considerado de ideología supremacista, de celebrar un acto público en su campus, informó esta institución.

En un comunicado divulgado, la UF, con sede en Gainesville (norte de Florida), informó de que había “denegado” al NPI el alquiler de un espacio en la universidad para llevar a cabo un evento de carácter público.

“En medio de serias preocupaciones por la seguridad hemos decidido negar la solicitud del Instituto de Política Nacional de alquilar un espacio para eventos en la Universidad de Florida”, señaló en el comunicado Kent Fuchs, rector de centro académico.

La decisión de Fuchs se fundamenta en los “riesgos potenciales” del acto, tras evaluar el posible alcance de los recientes “enfrentamientos violentos en Charlottesville” (Virginia), donde un joven arrolló con su vehículo a un grupo de manifestantes antifascistas el pasado sábado.

Como resultado del atropello, falleció una joven y al menos 19 personas resultaron heridas.

Fuchs expresó además su preocupación por las llamadas en las redes sociales a practicar una “similar violencia” en Gainesville, con frases como “la siguiente batalla es en Florida”.

“Encuentro que la retórica racista de Richard Spencer y el nacionalismo blanco son repugnantes y contrarios a todo lo que representa la universidad y esta nación”, dejó claro el rector.

El NPI, cuyo presidente es Richard Spencer, es un ‘think tank’ derechista que se describe a sí mismo como “una organización independiente dedicada a la herencia, la identidad y el futuro de la gente de ascendencia europea en EE.UU, y en todo el mundo”.

En ese contexto, el rector de la Universidad de la Florida aseguró que el centro académico “permanece de forma inquebrantable dedicado a la libertad de expresión y del discurso público”.

Un compromiso con la Primera Enmienda a la Constitución que, sin embargo, “no requiere que una institución pública corra riesgos de violencia inminente contra estudiantes y otros”.

Por eso, es la “probabilidad” de que se cometan actos violentos y se registren “heridos” -“no las palabras o las ideas – la que ha movido a la universidad ha negar la petición del NPI.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

10 − uno =