Los Ángeles, 17 jun.- La acusación formal contra 23 miembros de la pandilla de motociclistas Vagos, de mayoría hispana, desveló “103 actos manifiestos” contra la ley, según dijeron autoridades federales.

De acuerdo al Departamento de Seguridad Nacional, que lideró un operativo desarrollado el viernes en California, Nevada y Hawai, ocho de los detenidos en California han recibido acusación formal y fueron encarcelados sin derecho a libertad condicional.

Según dijo la directora de comunicaciones de la Región Oeste del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), Virginia Kice, un noveno acusado de California, Paul Jeffrey Voll, de 52 años, ya se encontraba en la cárcel por otros cargos y “ya fue presentado en corte y se le ordenó permanecer detenido sin fianza”.

La acusación formal contra los 23 integrantes de la pandilla incluye 12 cargos graves por asesinato, conspiración para delinquir, secuestro y asalto, uso de armas de fuego para cometer crímenes violentos, conspiración para atribuir sustancias controladas, robo de vehículos y complicidad, entre otros.

El operativo realizado en diferentes ciudades de California al igual que en Nevada y Hawai, se cerró el viernes con el arresto de 22 miembros de la pandilla.

Según informaron las autoridades federales, cinco de los arrestados en el sur de California fueron identificados como líderes locales de la pandilla, incluyendo a John Joseph Siemer de Baldwin Park; Albert López, de Canyon Country; James Patrick Gillespie, de Granada Hills; John Chrispin Juárez, de Moreno Valley y Voll, de Pasadena.

Otros dos detenidos, Andrew Eloy Lozano, de Fontana y Albert Benjamín Pérez, de Santa Bárbara, fueron identificados como “sargentos de armas” de la pandilla Vagos.

Según explicó el viernes Matt Rice, agente especial asistente a cargo de las Investigaciones de Seguridad Nacional del condado Orange, es la primera vez que la Ley Contra el Crimen Organizado (RICO) -que usualmente se reserva a organizaciones criminales- ha sido interpuesta contra esta pandilla de motociclistas.

Ello significa que de ser hallados culpables de algunos de los cargos que enfrentan los pandilleros podrían recibir sentencias obligatorias de cadena perpetua.

“Esperamos, que el resultado de este operativo sea un golpe mayor a las operaciones del club”, dijo Rice.

No hay comentarios

Dejar respuesta

11 − Diez =