Bangkok, 16 mar.- La Policía de Malasia anunció que ha solicitado a la Interpol el arresto de cuatro norcoreanos supuestamente vinculados al asesinato de Kim Jong-nam, hermano del líder norcoreano, Kim Jon-un, el 13 de febrero en Kuala Lumpur.

El organismo internacional ha emitido un “aviso rojo”, similar a una orden de detención internacional, que busca la localización y el arresto de las personas solicitadas para una posible extradición.

“Esperamos atraparlos a través de la Interpol”, declaró este jueves el inspector general de la Policia, Khalid Abu Bakar, recoge el canal “Channel News Asia”.

Las autoridades malasias creen que los sospechosos -Hong Song Hac, Ri Ji Hyon, O Jong Gil y Ri Jae Nam-, huyeron del país el mismo día del crimen y se encuentran en Pyongyang.

Los cuatro norcoreanos son los principales sospechosos de orquestar el asesinato y reclutar a las dos mujeres detenidas, una indonesia y una vietnamita, e imputadas por la muerte del hermano mayor del dictador norcoreano.

Kim Jong-nam falleció el 13 de febrero tras ser abordado en la terminal de salidas internacionales del aeropuerto de Kuala Lumpur por las féminas, quienes le frotaron la cara con el agente tóxico VX que le causó la muerte en menos de media hora.

El cuarteto también es sospechoso de fabricar o introducir el veneno en Malasia.

El cadáver del norcoreano, identificado tras cotejar su ADN con el de un hijo suyo, se encuentra embalsamado en las dependencias del Ministerio de Salud a la espera de que su familia reclame los restos mortales o, en caso contrario, sea entregado a Corea del Norte.

Malasia además ha emitido una orden de arresto para Kim Uk Il, un empleado de la aerolínea norcoreana Air Koryo, quien se cree se encuentra refugiado en la embajada de su país en Kuala Lumpur.

En el interior de la delegación también se encontraría el segundo secretario, Hyon Kwang Song, y otro ciudadano identificado solo como James, cuyos testimonios son solicitados por las autoridades.

El asesinato de Kim Jong-nam ha abierto una crisis en las hasta ahora plácidas relaciones diplomáticas entre ambos países.

El Gobierno norcoreano anunció el 7 de marzo que prohibía la salida de los ciudadanos malasios de su territorio hasta que no se resuelva el caso, lo que fue respondido por Malasia con una medida similar.

Corea del Norte sigue insistiendo en que el muerto es Kim Chol, nombre inscrito en el pasaporte diplomático con el que viajaba Kim Jong-nam, y achaca el fallecimiento a un ataque cardíaco, al tiempo que acusa a las autoridades malasias de conspirar junto a Estados Unidos y Corea del Sur.

Kim Jong-nam nació en 1971 de la relación entre el difunto líder norcoreano Kim Jong-il y la que fuera su primera concubina, la actriz Song Hye-rim, mientras que Kim Jong-un nació del mismo padre y su última consorte, Ko Yong-hui.

En su día, el hermano mayor estuvo considerado como el mejor posicionado para suceder al padre al frente del régimen norcoreano, pero cayó en desgracia en 2001, tras ser detenido en Japón con un pasaporte dominicano.

En los últimos años vivió exiliado en China y en 2012 atrajo la atención por sus críticas a Pyongyang y su sistema de sucesión.

ad

No hay comentarios

Dejar respuesta