Zulay Hernàndez.

A veces las personas suelen encontrarse en un punto que lo tiene todo pero no son felices y es en ese punto en que se debe revisar y soltar las cosas que se consideren. El ser humano como un ser social puede sentir un apego especial hacia las cosas, en especial puede sentir un apego emocional, ese tipo de vínculos que aportan una seguridad vital.

Por lo antes indicado es posible que la palabra “desapego” te cause cierta sensación de frialdad e incluso de egoísmo emocional. Los especialistas indican que la palabra desapego, es entendida dentro del contexto del crecimiento personal, lo que supone un gran valor interior que todos deberíamos aprender a desarrollar. Practicar el desapego no significa en absoluto desprendernos de todo aquello que se considere importante, rompiendo vínculos afectivos o relaciones personales con quienes forman parte de nuestro circulo personal.

Pero cómo podemos manejar el desapego emocional, ciertos especialistas indican que la liberación emocional es buscar la opción de vivir con más honestidad de acuerdo a las necesidades, individuales, a la vez que se garantice la opción a crecer, de avanzar con conocimiento de causa. Sin dañar a nadie, sin que nadie les ponga tampoco un cerco enmascarado con las cadenas del amor pasional, filial o incluso, el materno.

Existe una ley que trata sobre el tema La ley del desapego y esta trata de rematar nuestra capacidad organizadora, enseñándonos que “para adquirir cualquier cosa en el universo físico, debemos renunciar a nuestro apego a ella”, “No renunciamos a la intención de cumplir nuestro deseo. No renunciamos a la intención ni al deseo, renunciamos al interés por el resultado.”

Los especialistas indican que el apego es producto de la conciencia de la pobreza porque se interesa siempre por los símbolos, lo material: casa, coche, ropa, dinero, entre otros. Ejemplo de ello es cuando una persona siente apego hacia un bien material ya que considera que sin ese bien no puede sentirse plenamente realizada.

Deepak Chopra nos recuerda que oportunidad (crisis) es lo que está contenido en cada problema de la vida. O dicho de otro modo, cada problema que se nos presenta en la vida es la semilla de una oportunidad para algún gran beneficio.

“Como dos aves doradas posadas en el mismo árbol, el ego y el yo, íntimos amigos, viven en el mismo cuerpo. El primero come los frutos dulces y amargos del árbol de la vida, mientras que el segundo observa con indiferencia.” Upanishad Mundaka.

————————————————————————————————-

USA Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

No hay comentarios

Dejar respuesta