Phoenix (AZ), 11 dic.- Grupos defensores de los derechos de los inmigrantes se manifestarán para exigir cambios “drásticos” e “inmediatos” en el trato que reciben los presos en el condado de Maricopa, donde, a su juicio, aun quedan rastros de la política del exalguacil Joe Arpaio.

“Es importante que terminando este año el actual sheriff Paul Penzone lleve a cabo grandes cambios para acabar con la cultura de Arpaio, se tiene que sacar a ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos) de las cárceles y mejorar la condición de los internos”, dijo a Efe Carlos García, director ejecutivo del grupo Puente en Arizona.

En el marco de la celebración del Día Internacional de los Derechos Humanos, que se conmemora cada 10 de diciembre, los activistas se reunirán a las afueras de las oficinas del alguacil del condado Maricopa para denunciar casos de abusos por parte del sistema carcelario y demandar cambios en las prisiones.

“Por el Día de los Derechos Humanos es muy importante recalcar que la tortura continua en las cárceles, donde solo se les da de comer dos veces al día alimentos en malas condiciones”, señaló García, activista de origen mexicano que durante años ha denunciado el abuso de la autoridad cometidos en contra de la comunidad inmigrante.

Recordó que recientemente se llevó a cabo una huelga de hambre por parte de los internos de las cárceles, “pero Penzone, pensando igual que Arpaio no le dio la atención, lo quiso minimizar”.

García aclaró que este tipo de manifestaciones no pararán hasta que se vean cambios verdaderos y adelanto que en el 2018 van a organizar una movilización mucho más grande para presionar en favor de un mejor trato a los inmigrantes y prisioneros.

“Empezando el otro año haremos una campaña grande para acabar con la cultura racista que existe en las oficinas del alguacil, no vamos a parar hasta lograrlo”, destacó.

García, no obstante, reconoció que sí ha habido algunos cambios durante la nueva administración de Penzone, como fue el cierre de la polémica cárcel conocida como “Tent City”, donde los reos cumplían sus condenas al aire libre soportando temperaturas que en el verano superaban fácilmente los 120 grados Fahrenheit (48 grados centígrados), vestían trajes a raya de color blanco y negro y utilizaban ropa interior de color rosado.

“Sí, se han dado, se han dado ciertos cambios como el cierre de la Ciudad de las Carpas, pero se les sigue dando la misma comida y el mismo trato a los prisioneros, así que decir que Penzone es una decepción, es lo mínimo”, concluyó.

No hay comentarios

Dejar respuesta