Nuevo Volkswagen Alltrack. Invitación para romper la rutina.

0
213

¡Llegó el fin de semana! Papá y mamá preocupados por el reportaje que vieron en televisión sobre los millones de niños obesos en Norte América -más de 13, de los que 1.25 millones son diabéticos- debaten que hacer para mantener a los chicos alejados del televisor y los juegos durante un par de días. Excursión, pesquería, ¡vámonos fuera de la ciudad!  Y es aquí, donde el auto que reseñamos esta semana asume protagonismo.

Ya era de extrañar, que uno de los autos alemanes más conocidos en el mundo, el Volkswagen Golf, no tuviera una versión todo terreno. Ha llegado al Alltrack, una vagoneta muy parecida al SportWagen, que se ha publicitado como capaz de llevar a la familia de nuestra historia a los más recónditos parajes. Para no alimentar expectativas equivocadas, si bien podría llevarnos fuera del asfalto, tampoco imaginemos que hablamos de un todo terreno o todo camino, en toda la extensión de la palabra.

Volkswagen ha cambiado en algo al Golf en versión vagoneta, dotándolo de tracción en las cuatro ruedas, una suspensión levemente levantada, algunas características de tracción para diferentes terrenos, y algunos adornos exteriores de plástico duro, para darle al cuerpo del vehículo más resistencia ante posibles impactos. Si le agregamos a la formula un motor turboalimentado de cuatro cilindros 1.8 TDI de 170 caballos, y un interior minimalista, pero con ergonomía admirable, estaríamos hablando de una alternativa seria a los “crossovers”, si es que todavía quedan antagonistas a este tipo de autos tan popular en estos días. Los amantes del diésel se quedan con las ganas en esta parte del mundo. El nuevo Alltrack tiene tres configuraciones de motor para ese combustible, pero, solo disponibles en Europa.

Sabiendo que el Alltrack es unas 300 libras más pesado, teníamos ciertas dudas de si mantendría la que quizás sea la condición más apreciada por muchos dueños de estos autos, su excelente calidad de manejo. Para nuestro consuelo, básicamente se conduce como cualquier otro Golf. A pesar del elevado centro de gravedad, el Alltrack avanza con precisión, responde rápidamente a los comandos y agarra esquinas casi tan bien como sus compañeros en la formación.

Además de sus cualidades de manejo, otro aspecto que siempre me ha gustado de los Golf aquí se replica: el interior. Es cauteloso, sobrio, pero amigable a la vista y de disposición muy ergonómica. Es algo que también permanece en el ADN de estos autos. Cuando te instalas en la cabina de un Golf, es muy poco el tiempo necesitado para tener control de la botonería y el sistema de información y entretenimiento. Todo gracias a la probada habilidad ingenieril alemana, de intuir en anticipación las necesidades del usuario, algo por lo que lo suecos de Volvo también se distinguían…hasta no hace mucho.

Sin embargo, debemos mencionar que la interfaz del info-entretenimiento ya se nota anticuada y un poco caótica. Por suerte, trabaja con agilidad, y tenemos la opción de Apple CarPlay y Android Auto. En mi caso, la conexión de mi teléfono Android no estuvo libre de problemas, y en más de una ocasión abandone el intento, ganado por la frustración.

El Volkswagen Golf Alltrack viene en tres niveles de equipamiento: S, SE y SEL. El base S está disponible con transmisión manual por $25,085 y automática por unos $1,100 dólares adicionales. El precio es atractivo, si tomamos en consideración que viene con tracción en todas las ruedas, y ofrece buena cantidad de todo lo que se necesita para la vida aventurera, incluyendo rieles en el techo, asientos con calefacción y espejos laterales, una cámara en reversa, Bluetooth e integración de teléfonos inteligentes.

Subir al SE incorporaría un gran techo solar, entrada he ignición sin llave, mejor sistema de sonido marca Fender con subwoofer, toma de corriente de 115 volts en el área de cargo, y limpiaparabrisas activado con la lluvia.  Mientras tanto, al SEL le colocan ruedas más grandes -18 pulgadas-  asientos de cuero eléctricos, control de clima automático de dos zonas y un sistema de navegación.

Para cada uno de estos niveles de terminado hay disponible un paquete de asistencia al conductor por $ 895 adicionales. Este paquete incluye alerta de peatones, asistencia de estacionamiento y de tráfico cruzando en el trasero, alerta de salida del carril, control crucero adaptable, monitor de punto ciego y alerta de colisión con frenado de emergencia.

La intención de Volkswagen de arrebatarle algún mercado a Subaru y quizás a Volvo queda clara. Las capacidades de todo terreno del Alltrack, no creo sean superiores a ninguno de los modelos con los que compite. Quizás comparables con las del Subaru Crosstrek, pero este, aventaja al Alltrack en precio.

Es alentador poder encontrar otra opción para las escapadas de fin de semana. En un país donde la obesidad se trata como epidemia, una caminada en contacto con la naturaleza va a proporcionar tranquilidad mental, unión familiar y unas cuantas calorías quemadas. Llegar hasta uno de esos recónditos parajes ahora será más disfrutable, si de regreso, estamos tras el volante del nuevo Volkswagen Alltrack.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Trece − 11 =